La Guardia Civil advierte de por qué deberíamos dar un pequeño golpe al capó antes de arrancar el coche

Las normas de circulación son algo que todo el que tenga carnet de conducir estudió en su momento para poder sacárselo, pero de aquello que estudiamos, poco queda en nuestras memorias. Más del 80% de los conductores que hay hoy en día en la carretera, suspenderían, estrepitosamente, si tuvieran que pasar el examen teórico de nuevo.

El consejo que hoy te traemos no te lo enseñaron en la academia, pero ahora que llega el invierno, puede salvar tantas vidas como un Stop, un ceda o poner los intermitentes al cambiarte de carril.

¿Por qué deberías golpear el capó antes de arrancar?

La Guardia Civil lo tiene claro y así lo ha comunicado a través de su cuenta oficial de Twitter, si quieres arrancar el coche sin ninguna baja, especialmente ahora que empieza el frío, debes golpear el capó antes de arrancarlo.

Las vidas que se intentan salvar son la de los gatos que, en busca de calor, se refugian en el interior de los motores de los coches para combatir el frío. Si estacionas tu vehículo en la calle y las temperaturas han bajado o ha llovido durante la noche, antes de arrancar el coche haz un poco de ruido, golpea el motor, da un portazo…

«Mira antes de arrancar…con unos golpecitos puedes salvarles la vida»

Con solo unos golpecitos puedes salvar una vida, el gato, en cuánto escuche ruido, saldrá corriendo y no tendrás un susto en mitad del trayecto. Si el gato permanece en el motor, puede resultar un peligro en mitad de la marcha si se atasca en el motor.

No sería el primer caso que una correa de distribución se rompe o unos cilindros quedan desencajados, una avería que, además del accidente, puede costar miles de euros su reparación.

¿Compruebas que no haya ningún gato en tu motor antes de arrancar? ¿Te has encontrado alguna vez uno escondido en el calor de tu capó?

¡Compártelo con tus amigos para que salven la vida de un gato antes de arrancar!

Fuente: Twiiter guardiacivilImagen de portada: Twiiter guardiacivil