7 Cosas que debes saber sobre la estafa de los Diamantes que está creciendo vertiginosamente

Ningún producto es nada sin una buena campaña de marketing, pero ¿qué es lo que hace que un producto sea deseado? ¿por qué no todo tiene el mismo precio?, y lo más importante, ¿son los diamantes tan valiosos como pensamos?

La publicidad y la creencia de que el producto que nos están vendiendo es ínfimo, despiertan en nosotros, los consumidores, un interés casi enfermizo por cualquier producto a la hora de comprar.

Y así es como la industria de los diamantes ha conseguido que nos volvamos locos por su producto. Nos vende una «supuesta» exclusividad a cambio de nuestra fortuna.

¿Son los diamantes tan exclusivos como pensamos?

Aunque nos hayan vendido la idea de que los diamantes son piezas limitadas que no podemos encontrar en cualquier parte y de gran valor, lo cierto es que estas piedras preciosas no tienen más valor que el de su estética.

Si esto es así, ¿por qué son tan caros? La respuesta es simple: monopolio y marketing.

7 Cosas que debes saber sobre la estafa de los Diamantes que está creciendo vertiginosamente
Jurow Sheperd

Cecil Rhodes, empresario y colonizador británico fundó De Beers, la mayor empresa dedicada la explotación y comercialización de diamantes en 1988, bajo el eslogan «Un diamante es para siempre»

Inteligente campaña publicitaria que le llevaría junto con su ambición a controlar prácticamente todo el sector de la producción de diamantes a nivel mundial.

Extraídas a cuenta gotas del interior de países sumidos en guerras y bajo condiciones infrahumanas, tratamos a estas piedras como auténticos artículos de valor, cuando en realidad su valor real es mínimo.

7 Cosas que debes saber sobre la estafa de los Diamantes que está creciendo vertiginosamente
Wikipedia

Rhodes además de ser un diestro hombre de negocios es uno de los mejores actores de la historia del marketing. Básicamente este magnate del mundo de las joyas, basó su forma de negocio en extraer la cantidad mínima de las minas, otorgándole ese toque de exclusividad que tan bien queda en las campañas de publicidad.

Aunque abundaban en sus minas, mantenía los diamantes «escasos» para no bajar su precio. Sin embargo, el éxito de su empresa no dependía solo de los precios, tenía que crear una necesidad: así nació la creencia de que los diamantes representaban el amor.

7 Cosas que debes saber sobre la estafa de los Diamantes que está creciendo vertiginosamente

El negocio de De Beers fue uno de los más lucrativos durante un siglo gracias a su gran reserva de diamantes en bruto y sus campañas. Así como vender la idea de que un diamante era igual a una declaración de amor y cuanto mayor fuera el tamaño de la pieza, mayor sería la demostración de amor.Aunque inteligente, la gran jugada de este astuto empresario, tiene ya poco valor. Los diamantes siguen siendo una pieza solo accesible a los grandes bolsillos, pero su valor se ha ido reduciendo con los años.Si tienes una joya de diamantes y pretendes sacar dinero por ella, déjame decirte que no te darán mucho.

¿Conocías el origen de los diamantes? ¿Los vas a seguir comprando a partir de ahora?

¡Comparte con tus amigos para conozcan el origen de esta lujosa estafa!

Fuente: Muy Interesante