La fruta Frankestein que surge cuando un plátano y una piña hacen el amor

La chirimoya es una fruta tropical originaria de Ecuador, Colombia y Bolivia. Su apariencia no es la mejor, no atrae visualmente. Tiene un aspecto prehistórico, con una piel verde, gruesa y escamosa. Aunque no tenga muy buena pinta, es un postre delicioso.

Los incas la consideraban un regalo y la reservaban para la realeza, y Mark Twain la describió como la fruta más deliciosa que conocían los hombres.

La fruta Frankestein que surge cuando un plátano y una piña hacen el amor
Shutterstock, Inc.

Crecen en árboles grandes y son fáciles de encontrar en los mercados de latinoamérica. Reciben varios nombres y existen variedades diferentes, aunque lo normal es cultivarlas en climas tropicales, también se cultivan en España y California.

Su sabor es una mezcla de frutas tropicales como el plátano, la piña, el mango y la papaya. Tiene un gusto bastante peculiar, o te encantan o las odias. Su interior es suave y está lleno de semillas grandes y negras. Se come con cuchara y contiene muchos antioxidantes, proteínas, fibra y vitamina C. En definitiva, es un gran alimento.

La fruta Frankestein que surge cuando un plátano y una piña hacen el amor
Shutterstock, Inc.

Para una buena selección de chirimoya, busca aquella que su piel esté verde con un matiz dorado. Si tiene un color marrón, puede estar bien, pero evita a toda costa las que sean de color negro o estén arrugadas.

Cómpralas y deja que maduren a temperatura ambiente. Cuando están maduras, son más blandas y su piel es más marrón. En este momento puedes refrigerarlas durante un par de días, pero si están más tiempo, perderán su sabor. Su sabor es más intenso a temperatura ambiente.

La fruta Frankestein que surge cuando un plátano y una piña hacen el amor
Shutterstock, Inc.

Hay una cosa bastante curiosa sobre la chirimoya y es que no suele utilizarse en nuestra dieta diaria ni en los restaurantes. Quizás sea por su aspecto y su alto coste. Los restaurantes tienden a servir frutas como la piña o el plátano, saben parecido a la chirimoya ,pero son mucho más baratos y fáciles de encontrar.

La fruta Frankestein que surge cuando un plátano y una piña hacen el amor
Shutterstock, Inc.

Si la estética de la fruta no te importa, se podría convertir en tu ingrediente favorito para todo tipo de recetas.

¿Te gusta esta deliciosa fruta o nunca habías hablado hablar de las chirimoyas?

¡Comparte con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Ozy Mnn | Foodblogga
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?