Por qué la daga de Bran y Arya es clave en la historia y final de Juego de Tronos

Quedan muy pocos episodios para ver el final de Juego de Tronos. Por ello estamos atentos a todos los detalles, por minúsculos que sean, en los capítulos que se van emitiendo, intentando averiguar qué va a pasar.

La gran sorpresa es que, tras mucha espera, en el episodio de esta semana hemos podido ver a cuatro de los Stark reunidos en Invernalia, a falta del regreso de Jon Nieve de Rocadragón. Ha sido en este capítulo cuando hemos visto como Meñique le daba a Bran un objeto muy comentado en otros episodios de Juego de Tronos: la Daga Catspaw. Aunque éste, más tarde se la regala a Arya.

Daga Catspaw: la clave de Juego de Tronos

{keyword}
HBO

Origen

Esta daga está forjada en acero valyrio, y cabe recordar que fue la que se utilizó en la primera temporada en el intento de asesinato del propio Bran. Aunque gracias a su lobo Verano y a su madre Catelyn logró salvar su vida.

El que ordenara el asesinato del joven Bran debió de darle la daga al asesino, ya que una persona dedicada a ese tipo de oficio no podría permitirse un arma de acero valyrio. Esto es lo que llevó a Catelyn a ir a Desembarco del Rey. Allí, Meñique le confirmó que la daga era de Tyrion Lannister, lo que originó su posterior arresto por parte de la señora de Invernalia y, más importante aún, dio comienzo a la Guerra de los Cinco Reyes.

{keyword}
HBO

En la temporada cuatro descubrimos que Meñique ya intentó que esta guerra estallara cuando convenció a Lysa Arryn de envenenar a su marido Jon Arryn, lo que sin duda llama la atención. Desde el episodio 4 de la primera temporada no hemos vuelto a ver esta daga.

Lo que dicen los libros

En Canción de Hielo y Fuego no hay una respuesta definitiva sobre quién tenía la daga, pero se dan muchas más pistas que las que hemos podido ver en la serie.

Cuando Jamie es apresado por los Stark confiesa que tiró a Bran por la ventana, pero niega en rotundo haber ordenado su asesinato. Sus explicaciones van más a allá, y admite que Meñique era el propietario de la daga hasta que la perdió en una apuesta con el Rey Robert Baratheon.

{keyword}
HBO

Más tarde, en las novelas, cuando el Rey Joffrey recibe su espada de acero valyrio admite que «está familiarizado con ese material». Esto hace sospechar a Tyron que es su sobrino el que ordenó la muerte del joven Stark. Al ser un Baratheon, Joffrey tendría acceso a la daga de su padre.

Tras el juicio de Tyron por el asesinato de Joffrey, existe una conversación entre él y Jamie que efectivamente parece indicar que fue el rey quien ordenó el asesinato.

Qué papel juega en la serie

Lo anterior no se ha mostrado en la serie, y de hecho hemos estado siete años sin saber de ella. Este secretismo y repentina aparición podría indicar que estamos ante una de las claves del final de Juego de Tronos.

El hecho de que en la serie sea Meñique quien aún está en posesión de la daga no indica que quieran decirnos que fue él quien cometió el asesinato. No hay que olvidar que Bran sería capaz de saberlo gracias a sus poderes y que, además, Meñique no parece ser capaz de dañar a los hijos de Catelyn.

{keyword}
HBO

Hay que recordar que esta daga ya hizo una aparición en el primer episodio de esta temporada, en uno de los libros que Sam lee. En esta página puede leerse lo siguiente:

«Los Valyrios estaban familiarizados con el Vidriagón mucho antes de que llegara a Poniente. Lo llamaban zirfyl perzfyl lo que se traduce como ‘hielo congelado’ en lengua valyria y los cuentos de dragones decían que esta piedra era moldeable gracias al fuego de dragon. Los valyrios lo usaban para construir sus monumentos y su castillos.

Cuando Aegon conquistó los siete reinos, él y sus descendientes utilizaban el vidriagón para decorar sus espadas por lo que pronto se convirtió en una moda que se extendió en todas las grandes familias de los diferentes reinos». 

{keyword}
HBO

Esto conecta la daga, no sólo con el acero valyrio, sino también con una historia más profunda de Poniente. En el último episodio vimos a Bran preguntar a quién pertenecía la daga, no porque quisiera saberlo, sino para que el espectador recuerde la daga y se lo pregunte a sí mismo.

Esta daga debería pertenecer a alguien de las grandes familias, lo que nos hace preguntarnos cómo llegó a manos de Meñique. 

Otra gran pregunta es por qué una daga de acero valyrio estaba en una página sobre el vidriagón. La respuesta es más fácil de lo que parece, podría estar haciendo referencia a cuando Aegon conquistó los siete reinos, y no al vidriagón en sí mismo. Se afirma que sus descendientes decoraban sus espadas con este material por lo que la imagen de la daga podría haber sido un ejemplo de ello.

{keyword}
HBO

Esta teoría sitúa la daga en la familia Targaryen, por lo que sus dueños actuales serían Dany o Jon Nieve, si finalmente descubre quién era su verdadero padre.

Durante toda la serie se ha hablado mucho sobre el acero valyrio para derrotar a los Caminantes Blancos y hemos visto varias espadas de este material. Jon Nieve tiene a Longclaw, la espada ancestral de los Mormont. Sam tiene Heartsbane, la espada de la casa Tarly. Tywin Lannister tenía a Hielo, la espada de la casa Stark, que más tarde se derritió para forjar Mata Viudas para Joffrey, aunque ahora está en poder de Jamie. Guardajuramentos se encuentra en poder de Brienne.

{keyword}
HBO

Llama la atención que la única arma de acero valyrio que hemos visto en Juego de Tronos que no tiene ni nombre ni asociación con una gran caso sea esta daga. Esto podría deberse a que su verdadero nombre revelaría, no sólo su origen, sino su linaje y si verdaderamente Jon Nieve sería su legítimo dueño.

Quizás los flashbacks de Bran sean la clave para revelarnos a quién perteneció y ayuden, no sólo a derrotan a los Caminantes Blancos, sino también a colocar a Jon Nieve a la altura de Daenerys.

¿Qué te ha parecido esta conexión de la daga de Bran y Arya con toda la historia de Juego de Tronos? ¿Crees que realmente jugará un papel tan importante?

¡Comparte la historia que esconde la daga de Juego de Tronos con tus amigos!

Fuente Thrillist