La ciencia dice que probablemente te estés duchando demasiado a menudo

¿Te has duchado esta mañana? ¡Fatal! Bueno, lo confieso, yo también me he duchado, aunque ahora no sé si he hecho bien o mal…

Esta idea contraria a todo lo que nos han enseñado a cerca de ducharnos todos los día se debe a que al bañarnos regularmente eliminamos ciertos organismos de la piel que son beneficiosos para nuestra salud, nuestro olor y el equilibrio de nuestro cuerpo.

Se trata de un tema bastante peliagudo ya que no existe ninguna investigación que nos diga con total seguridad con qué frecuencia deberíamos bañarnos o de qué forma deberíamos hacerlo.

Lo que sí podemos asegurar es que al ducharnos de forma diaria eliminamos aceites esenciales y organismos de nuestra piel, por lo que aunque nos sintamos más limpios y relajados, en realidad estamos dañando un complejo sistema del que no somos conscientes, el microbioma humano.

¿Por qué ducharse a menudo puede dañar nuestra piel e incluso nuestras funciones corporales?

La ciencia dice que probablemente te estés duchando demasiado a menudo
Shutterstock VGstockstudio

El microbioma humano es el conjunto de bacterias, virus y otros microbios que viven en nuestro cuerpo. Ya sabemos que todas estos microorganismos son muy importantes para nuestra salud, sin ellos, nuestro sistema inmunológico, nuestra digestión e incluso nuestro corazón no desempeñarían sus labores de forma correcta.

Algunos investigadores afirman que, hoy por hoy, la ciencia solo ofrece una parte muy pequeña del gran papel que desempeñan estos microbiomas en nuestras vidas.

Actualmente existen evidencias convincentes que sugieren que ducharse de forma excesiva daña el microbioma de nuestra piel, lo que a su vez daña su salud. De hecho, en aquellos entornos cubiertos, urbanizados y esterilizados, normalmente correspondiente a ambientes más desarrollados, hacen que las personas posean microbiomas menos complejos y robustos.

La ciencia dice que probablemente te estés duchando demasiado a menudo
Genesisresearchtrust

Un estudio realizado sobre la población del pueblo Yanomami de la Amazonia, el cual no había tenido ningún contacto previo con población occidental de forma documentada, observó que tanto en la piel, la boca o las heces de estos individuos existía un conjunto más rico de bacterias que en cualquier otro humano examinado hasta ese momento.

También está demostrado que una ducha con champú y jabón deteriora nuestro pelo y elimina parte de los microbios y los aceites esenciales que luego las industrias cosméticas intentan reemplazar mediante el uso de acondicionadores y cremas hidratantes.

Por si fuese poco, existen diversas razones por las que no sería muy descabellado pensar que algunas enfermedades cutáneas bastante comunes como el acné pueden aparecer debido a una debilitación de nuestro microbioma.

Si no nos bañamos, ¿qué podemos hacer contra el mal olor?

La ciencia dice que probablemente te estés duchando demasiado a menudo
Acalmcrossing

Aquí está el problema, algunas de las bacterias que componen nuestro microbioma excretan productos químicos con olores desagradables que se suman a los olores provenientes de nuestro cuerpo. Sin embargo, algunos partidarios de esta nueva tendencia contra la ducha afirman que este tipo de problema aparece debido a que nuestro microbioma se encuentra demasiado trastornado.

El ejemplo más destacado es probablemente el de James Hamblin, quién publicó un ensayo en junio de 2016 en el que explicaba los motivos por los que decidió dejar de ducharse poco a poco.

«Al principio era una bestia aceitosa y maloliente», escribió. «Sin embargo, con el tiempo el cuerpo se adapta de manera que nuestro microbioma se recalibra y produce un olor mucho más agradable, aunque nunca oleremos a rosas, por supuesto.»

«Si me despierto totalmente despeinado, meto la cabeza bajo la ducha y la mojo un poco para poner mis pelos en orden, eso sí, no utilizo champú o jabón para el cuerpo y casi nunca me doy una ducha completa.»

«Actualmente, en momentos en los que podía haber olido mal antes, como después de un largo día de trabajo o después de hacer ejercicio, ahora no huelo mal, por lo menos no para mí. He pedido a mis amigos que me huelan y me han insistido que todo está bien.»

¿Llevar un estilo de vida alejado de la ducha es saludable?

La ciencia dice que probablemente te estés duchando demasiado a menudo
Sleep

Si bien es verdad que no está del todo claro que personas como Hamblin estén más sanas que el resto, ciertamente tampoco hay razón para pensar que lo estén menos.

Si decides reducir el número de duchas o empezar a saltártelas por completo, quizás sea una buena idea evitar estar cerca de la gente que quieres durante algún tiempo.

¿Te atreves a probar esta nueva tendencia? ¿O vas a seguir con tu ducha diaria?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: IflscienceImagen de portada: María Pérez para Rolloid