La ha conseguido explicar cómo funciona realmente la Ouija

Dependiendo de a quién le preguntes, jugar a la Ouija es una forma excelente de comunicarse con los muertos o una forma efectiva de asustar a tus amigos.

Desde que se popularizaran a finales del siglo XIX, las tablas Ouija han generado un intenso debate entre los creyentes y los escépticos. Por suerte, una vez más la ciencia acude al rescate para poner un poco de paz en esta batalla sin fin.

Al parecer, un estudio de Phenomenology and the Cognitive Sciences parece explicar cómo es posible que un objeto inanimado cobre vida incomprensiblemente.

{keyword}
Giphy

Marc Anderson, investigador en la Universidad de Aarhus, Dinamarca, cree que él y su equipo han descubierto cómo funciona este espeluznante juguete. «Si eliminas el componente paranormal en la Ouija, te quedas con un grupo de personas que están produciendo respuestas por sí mismos», contaba el investigador.

En su estudio, Anderson y su equipo descubrieron que todo depende de dos de las cualidades innatas del cerebro: el vicio por la predicción del cerebro humano y la pérdida del sentido de agencia (conciencia subjetiva de que uno está iniciando, ejecutando y controlando acciones propias).

Anderson y su equipo llegaron a esta conclusión después de acudir a la Ouijacon, una conferencia de tres días que tuvo lugar en Baltimore para investigar, preservar y celebrar la historia de las siniestras tablas comunicadoras. Mientras estuvieron allí, los científicos seleccionaron a 40 personas de la conferencia y les pidieron que jugaran dos veces consecutivas a la Ouija.

shutterstock 693915274
Couperfield / Shutterstock

Los participantes, entre los cuales se incluían tanto escépticos como creyentes, usaron dispositivos de seguimiento ocular durante ambos juegos.

Durante la primera partida se les pidió que simplemente deletrearan la palabra «Baltimore«, un guiño a la ubicación de la conferencia. Durante la segunda, se les dijo que preguntaran a la supuesta entidad lo que quisieran.

Una vez terminadas las partidas, a cada jugador se le preguntó si experimentaron sensación de agencia durante las mismas, cuánto sintieron que los otros jugadores empujaban la placa, cuánto empujaron la placa ellos mismos y si pensaron que la placa se desplazó por su interacción o la de una entidad sobrenatural.

Echando un vistazo a los datos, los autores observaron que durante la primera partida los ojos de los participantes se desplazaron de una letra a otra a medida que deletreaban «Baltimore», puesto que conocían el orden de los acontecimientos.

shutterstock 1100208575
Michaelparkart / Shutterstock

Sin embargo, durante la segunda partida, incluso sin conocer cuál sería la respuesta, a medida que una palabra comenzaba a formarse, los ojos de las personas comenzaban a comportarse de forma predictiva hacia las siguientes letras.

Esto se debe a que, independientemente de que una persona sea consciente de ello o no, a la mente le gusta predecir e imponer una estructura sobre los eventos.

«Aunque las primeras letras de una respuesta significativa parecen ocurrir al azar, las opciones para construir una respuesta coherente disminuyen a medida que se desarrolla la palabra», escribían los científicos.

«Esto, a su vez, facilita que una parte de los participantes prediga colectivamente y construya inconscientemente las respuestas de la tabla Ouija».

{keyword}

«Los participantes sienten que no están presionando la plaquita precisamente porque no pueden predecir conscientemente hacia dónde se dirige», explicaba Andersen.

«Sabemos por neurociencia cognitiva que el cerebro crea la sensación de control al predecir las consecuencias sensoriales de una acción, y luego compara esta predicción con las consecuencias reales.

Si no podemos predecir las consecuencias sensoriales de nuestras propias acciones, sentimos una pérdida de control«.

Esa pérdida de control fue más señalada por los participantes que creían en lo sobrenatural, mientras que los demás participantes informaron que sintieron una mayor sensación de agencia durante el experimento.

Ambos grupos, sin embargo, demostraron el efecto ideomotor mientras jugaban. Este fenómeno describe la forma en que un estímulo sensorial puede iniciar inconscientemente la acción física.

Parece que, después de todo, los únicos fantasmas somos nosotros.

¡Comparte la verdad detrás de la tabla Ouija con todos tus amigos!

Últimos artículos