Kim y Ben, la madre de 51 años y su hijo de 32 que mantienen relaciones

El amor que sientes por tu madre es un sentimiento que solo vas a experimentar una vez en tu vida: como se quiere a una madre, no se quiere a nadie; en la mayoría de los casos, ese amor es algo platónico, aunque para Ben Ford, su madre significa algo más.

«Estoy enamorada de mi hijo y quiero ser la madre de sus hijos«

{keyword}
new day

La relación de amor que procesan Kim West, 51 años, y su hijo Ben Ford, con 32, ha sacudido al mundo y no precisamente por su diferencia de edad. Nada más y nada menos que 19 años separan a esta pareja, pero lo que cuesta creer es que son madre e hijo.

Estos dos británicos han dejado impactados a su nación, pero su historia de amor ha traspasado fronteras. El mundo piensa que tienen una relación incestuosa, pero ellos no lo ven así.

Tienen una vida sexual activa y planean casarse y tener hijos

{keyword}

Kim tuvo a Ben cuando solo tenía 19 años y solo una semana después de dar a luz fue forzada a darlo en adopción. Madre e hijo vivieron sus vidas sin conocerse hasta que sus vidas se cruzaron en 2013.

Ben, que vivía en Estados Unidos y estaba felizmente casado desde 2011, se puso en contacto con su madre mediante una carta. La cosa no se quedo ahí e intercambiaron varias llamadas telefónicas hasta que decidieron reencontrarse.

La mujer no tardó en sentir atracción sexual por su hijo y un tanto insegura de lo que sentía, se decidió a buscar en internet una explicación; existe un fenómeno llamado ‘Atracción sexual genética‘, por lo que Kim no se sentía sola y dio rienda suelta a sus sentimientos.

{keyword}

Madre e hijo consumaron sus deseos más ocultos y este se divorció de su mujer y se mudó a Michigan junto a su madre para emprenden una vida juntos, no como madre e hijo, si no como marido y mujer.

Kim asegura que «esto no es incesto, es Atracción Sexual Genética«. No están dispuestos a renunciar al amor que sienten el uno por el otro por lo que la sociedad pueda decir.

¿Conseguirán ser felices madre e hijo? ¿Se podrá sentir esa atracción sexual genética al criar a tus hijos?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: africanglobeImagen de portada: new day