Este Husky consigue el regalo que siempre había querido, ¡atento a su reacción!

Los calurosos días de verano se acercan rápidamente y eso significa que es hora de empezar a pensar cómo combatir el calor. Esto se convierte especialmente una gran preocupación para los dueños de perros ya que nuestros amigos peludos no pueden regular de forma natural su temperatura corporal así como podemos hacerlo nosotros.

Así que cuando a este divertido Huskey su familia le presentó su nueva piscina, no tardó en meterse en ella y divertirse como un loco. ¡Se le ve tan feliz disfrutando de ella!

Tripp sabe que no hay nada como un baño bien fresquito cuando el verano está en su apogeo, y no duda en compartir su alegría con todos nosotros.

¡Compártelo con tus amigos y sácales una sonrisa!