Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea

En 2001, Yamile Jackson estaba esperando con entusiasmo la llegada de su primer hijo. Pasó un comienzo de embarazo muy bueno, sin muchas molestias. Sin embargo, al sexto mes Yamile desarrolló un grave caso de preeclampsia, un trastorno cuyas consecuencias son hipertensión arterial, edemas y aumento de peso.

Con el fin de salvar a la madre y al niño, se decidió que Yamile daría a luz inmediatamente. Zachary llegó al mundo 12 semanas antes de tiempo. El bebé prematuro apenas pesaba 1kg y tuvo que pasar sus primeros 155 días en la UCI.

Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea
Twitter/JillGlassco

Yamile pasó todos y cada uno esos días a su lado, pero se veía obligada a abandonar el hospital durante la noche. Con cada adiós se le rompía el corazón. Odiaba dejar atrás a su hijo en la Unidad de Cuidados Intensivos. Además, el pequeño parecía saber que su madre no estaba con él, por que por las noches frecuentemente tenía episodios que ponían su diminuto corazón en peligro.

Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea
Twitter/WWLTV

Ella sólo quería tener a su bebé en sus brazos día y noche para que estuviese protegido. Una noche, mientras lavaba los platos, tuvo una idea. Yamile sabía que era un poco alocada pero tenía que intentarlo.

Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea

Youtube/WhisperedStories

Al día siguiente cogió un guante de plástico y lo llenó con semillas de lino. Cuando se fue para el hospital, se lo llevó con ella. Mantuvo el guante cerca de su cuerpo durante todo el día mientras se sentaba al lado de Zachary. Cuando ya era la hora de irse, colocó el guante que ahora olía a ella junto a Zachary para que él tuviese la sensación de que su madre pasaba con él toda la noche.

Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea
Hefty

Al día siguiente ella se sorprendió cuando las enfermeras le dijeron que el truco del guante había funcionado muy bien. Los latidos del corazón y la respiración de Zachary eran mucho más constantes y había sido capaz de dormir mucho más profundamente. A partir de entonces, Zachary pasó todas las noches al lado de «Zaky,» como Yamile comenzó a llamar a su guante. Cuando llegó el día en el que finalmente volvieron madre e hijo a casa juntos, una enfermera se la llevó para darle una gran sorpresa.

Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea
Youtube/Deluxe’s Project Rev

¡El hospital había decidido emplear su truco con todos los bebés de la UCI! Yamile hizo más de 100 modelos de «Zaky» para el hospital con una gran gama de materiales y tejidos.

Los padres y los empleados del hospital estaban asombrados. Había una repentina demanda creciente de «Zakys.» Estos guantes parecen calmar a todos los bebés. De hecho, el guante ha resultado ser tan exitoso que Yamile ha decidió fundar su propia compañía: Nurtured by Design. Ahora, cada vez más bebés pueden beneficiarse de los efectos calmantes de estos guantes. Los estudios han demostrado que los bebés que duermen cerca del olor calmante de sus padres y que tienen la sensación de tener una mano reconfortante cerca, están notablemente más tranquilos, inhalan más oxígeno y sufren menos complicaciones.

Su hijo estaba en la UCI hasta que a ella se le ocurrió esta brillante idea
Youtube/Welcome to Nurtured By Design’s Channel

Es impresionante como esta madre ha cambiado la vida de tantísimos bebés en tan poco tiempo. ¡Y pensar que todo comenzó por una idea que se le ocurrió mientras fregaba los platos!

¡Comparte esta gran historia con todos tus amigos!

Fuente: Hefty