Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error

Samantha, una preciosa niña de seis años de edad, viajaba con su padre en el coche de regreso de la feria del condado justo cuando su coche se estrelló contra un árbol en Henrico, Virginia. La madre de Samantha, Shelly, recibió una llamada telefónica en la que le comunicaron la devastadora noticia.

Mientras que las lesiones del padre no eran graves, Samantha sufrió una lesión en la cabeza y laceraciones en el estómago. Los padres de Samantha cometieron el error de pensar que ella era lo suficientemente mayor y que no necesitar un asiento especial para el coche y por ello decidieron quitarlo y ponerle el cinturón de seguridad.

Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error
NBC12

Pero como la parte del cinturón que va en oblicuo desde el hombro hasta la cadera le quedaba demasiado alto, decidieron ponerlo detrás de ella, lo que incrementó la presión del cinturón que la sostenía por el estómago.

Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error
Shelly Martin

El cinturón de seguridad le dejó un hematoma gigante e incluso cortó sus paredes intestinales. Según dijeron los propios medios «estaba prácticamente cortada en dos».

Los cirujanos tuvieron que hacer un gran trabajo alrededor para poder sostenerle los órganos.

Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error
NBC12

Shelly no se separó ni un solo instante de su hija y, tres semanas después del accidente, pudo llevársela a casa.

Durante el proceso de recuperación, Shelly tendrá que ayudar a Samantha en el desempeño de sus tareas cotidianas. Los puntos mantienen sus órganos y su estómago unido hasta que se curen por completo.

Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error
NBC12

Mientras tanto, estos padres quieren concienciar a todo el mundo de lo importante que es no quitar el asiento para niños del coche antes de tiempo.

En respuesta a la historia de Shelly, The Car Seat Lady escribió lo siguiente en Facebook:

«Los cinturones de hombro son cinturones de hombro – NUNCA correas, NUNCA debajo de los brazos.

Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error
Mapfre

Esta madre está haciendo público el error que cometió y que hizo que su hija de 6 años sufriera una lesión en la cabeza y lesiones abdominales en un accidente – ya que las lesiones se hubiesen evitado si hubiese ido en un asiento para niños con su cinturón de seguridad.»

Su hija sufrió un corte que casi la parte en dos, fue entonces cuando esta madre reconoció su gran error
Motor pasión

«Poner el cinturón detrás de la espalda quita toda la protección de la cabeza y el pecho y permite que la cabeza se mueva hacia delante, mucho más de lo que debería – lo suficientemente lejos para que la cabeza se golpea contra la parte posterior del asiento delantero o con la puerta.»

«Tenga en cuenta que si el cinturón de hombro roza el lado del cuello del niño en un accidente no le hará más que una pequeña quemadura. No los decapitará, ni ninguna de las cosas horribles que la gente piensa que pueden ocurrir. Un asiento para niños adecuadamente colocado no sólo proporcionará una correcta posición del cinturón de regazo, sino también una correcta posición del cinturón de hombro.»

¡Comparte por favor estos consejos sobre cómo poner el cinturón de seguridad con todos tus contactos!

Fuente: Little Things