Había un gigantesco cocodrilo fuera de su casa, pero lo que hace después… ¡Es una locura!

Los cocodrilos pueden ser muchas cosas: unos depredadores feroces, maravillas prehistóricas, y las criaturas con las que a uno no le gustaría para nada toparse. ¿Pero mascotas? No, gracias.

Aunque seguramente puedas sorprenderte al escuchar que Vicki Lowing de Rockbank, Australia, no piensa lo mismo que yo sobre esa última declaración. Ella no está de acuerdo, y de hecho, parece que tiene su propio cocodrilo como mascota llamada Jilfia. Y si eso no es lo suficientemente impactante, sólo tienes que esperar hasta que veas cómo Lowing alimenta a su compañero de dientes afilados.

¡Ni que decir tiene que no hagas esto en casa! Bueno esto va directamente a la lista de cosas que NUNCA querré hacer. Realmente espero que no le ocurra nada grave a esta señora…

Hay más gente por el mundo de la que nosotros pensamos que, ya sea por curiosidad o por pasión por criaturas exóticas, deciden conseguir una y tenerla en casa como si fuera una mascota común. Y es que hay que tener en cuenta que existen animales que no pueden hacer vida normal en casa y tratarlos como si fueran mascotas, porque son animales libres y que están mucho mejor en su hábitat natural y no compartiendo su vida con un humano.

Y ya independientemente del bienestar de los animales, hay que ser conscientes de que la mayoría de estos animales exóticos suelen ser criaturas muy peligrosas, y que cuando menos te des cuenta, podrían atacarte a ti o algún miembro de tu familia. ¡Así que ten cuidado y piénsatelo dos veces a la hora de adoptar a un animal salvaje!

¡No olvides compartir si te ha parecido impresionante!