Compró esta extraña fotografía por sólo 2 dólares… Ahora vale millones

La historia comienza con Randy Guijarro, quien fue a una tienda de antigüedades y chatarra en Fresno, California, en el año 2010, y resulta que descubrió algo realmente sorprendente.

Randy encontró una caja de cartón que contenía una vieja fotografía. A primera vista parecía ser del siglo XIX, por lo que decidió quedársela, pensando que era interesante para su colección. Pagó 2 dólares por la foto y se marchó de la tienda.

Compró esta extraña fotografía por sólo 2 dólares... Ahora vale millones
Kagin’s

La foto es un ferrotipo, una forma de fotografía pionera en la época por lo que decidió someter la foto a un largo proceso de autenticación, Kagin, una empresa estadounidense con sede en San Francisco, ha verificado que la imagen es una de las únicas dos fotografías tomadas de Henry McCarty, como conocido como el proscrito Billy el niño.

Billy el niño fue un vaquero de origen neoyorquino que hizo historia al convertirse en uno de los pistoleros más famosos del Oeste, responsable de más de 20 muertes, antes de ser abatido a tiros por el Sheriff the Lincoln a la edad de 21 años.

En la fotografía se le puede ver jugando al croquet con amigos en el año 1878 en Nuevo México. Al parecer fue tomada poco después de que el croquet se convirtiera en el deporte más popular de los Estados Unidos. En la fotografía también aparecen algunos miembros de los Reguladores, la banda de la que fue miembro y que participó ese mismo año en la Guerra del Condado de Lincoln.

Compró esta extraña fotografía por sólo 2 dólares... Ahora vale millones
Kagin’s

La imagen fue subastada por 5 millones de dólares después de que se autentificara por un equipo independiente, examinando hasta el último detalle y determinando el lugar exacto donde se tomó, el condado de Chaves.

La otra imagen conocida de Billy el niño fue subastada en 2011 por 2,3 millones de dólares.

Compró esta extraña fotografía por sólo 2 dólares... Ahora vale millones
Kagin’s

‘Espero que esto inspire a otros para mirar en sus áticos y cajas porque hay tesoros realmente importantes ahí perdidos’ Randy declaró al periódico The Guardian. Después de este descubrimiento quiero convertir esta casualidad en su forma de vida ‘Nos encantaría comprar un coche nuevo e ir a buscar piezas perdidas de la historia en Estados Unidos o en el mundo. Nos encanta ser aventureros. La caza es divertida’ dijo refiriéndose a él y a su esposa.

El descubrimiento ha sido tan exitoso que National Geography ha confirmado que ofrecerá un documental sobre este hallazgo.

¿Qué te ha parecido esta historia? Si te ha gustado compártela con tus amigos  ?

Fuente: Redbook