Explorando 5 ciudades fantasma de la histórica Ruta 66

Con una longitud de 3.945 kilómetros, la Ruta 66 atraviesa 8 estados de Estados Unidos, desde el punto de salida en Chicago hasta finalizar en Los Ángeles.

Aunque las autopistas la dejaron algo obsoleta y entró en declive, se ha convertido en todo un icono de los Estados Unidos y la manera perfecta de cruzar el país visitando algunos de los lugares más auténticos, atravesando estados, disfrutando del paisaje y explorando ciudades fantasmas.

Estas son 5 ciudades fantasma de la icónica Ruta 66

1- Calico, California

{keyword}
Pinterest
{keyword}
Wikimedia

Esta ciudad fantasma ha terminado convirtiéndose en un destino turístico, aunque comenzó como una antigua ciudad minera. Fundada en 1881, Calico fue el hogar de más de 500 minas que produjeron unos 20 millones de dólares en tan sólo 12 años. A mediados de 1890, la plata comenzó a perder su valor y, a su vez, Calico empezó a perder su población.

Según cuentan en la web oficial de Calico, Walter Knott compró la ciudad en la década de 1950 y restauró todo menos 5 edificios que dejó con su arquitectura original. En 2005 fue reconocido como icono histórico del estado, y desde entonces se han ido creando grandes atractivos para los turistas (restaurantes, tiendas, camping,…)

2- Oatman, Arizona

{keyword}
Wikimedia
{keyword}
Flickr

Oatman es un pueblo fantasma que aún sigue siendo un destino turístico muy concurrido en la actualidad. Aunque la ciudad ha sido habitado desde mediados de 1800, el establecimiento oficial fue en 1915. Cuando los explorados encontraron una mina de oro valorada en 10 millones de dólares, en tan sólo un año, la población ascendió a 3.500.

Antes de 1941, Oatman era responsable de producir más de 40 millones de dólares en oro. Sin embargo, las operaciones de extracción de oro fueron cerradas por el gobierno de Estados Unidos como parte de los esfuerzos del país para la producción de otros metales. Cuando una nueva ruta entre Kingman, Arizona y Needles fue construida en 1953, la ciudad fue abandonada.

Pero Oatman está experimentado su renacimiento. Gracias a su proximidad a Lauglin, Nevada y Las Vegas, la ciudad se ha convertido en un destino turístico.

3- Glenrio, Texas / Nuevo México

{keyword}
Flickr
{keyword}
Wikimedia

Asentada entre los estados de Nuevo México y Texas, Glenrio (anteriormente conocida como Rock Island) fue fundada en 1903 como un apartadero de ferrocarril. La pequeña isla se abrió a los agricultores en 1905. Gracias a su privilegiada ubicación en la ruta 66 y las animadas haciendas de ganado, la ciudad empezó a prosperar, hasta 1955, cuando el Rock Island Depot cerró. La ciudad decayó cuando se construyó la Interestatal 40 que no pasaba por la ciudad, lo que limitó la actividad turística. En 1985, sólo permanecían dos residentes.

Desde entonces, Glenrio ha encontrado una nueva forma de vida, como destino turístico para aquellos que buscan revivir la antigua Ruta 66, y para los amantes de los pueblos fantasma. En 2008, el Estado de Nuevo Méxio abrió un centro que incluye una sala de cine. No está nada mal para ser un pueblo fantasma.

4- Amboy, California

{keyword}
Wikimedia
{keyword}
Wikimedia

Amboy, fue creada por Lewis Kingman como la primera parada de una serie de estaciones de ferrocarril que se construyeron en el desierto de Mojave. Amboy comenzó a florecer en 1926, cuando se abrió la Ruta 66. Aunque el turismo se redujo en general durante la Gran Depresión, Amboy siguió siendo un centro clave para los viajeros y trabajadores de ferrocarril de Santa Fe, hasta 1973, cuando se abrió la Interestatal 40 (que no pasa por Amboy).

En 2015, la población oficial de Amboy era de 4 personas. Sin embargo, un hombre compró la ciudad para mantenerla viva. Cuando iba a ser demolida en 2007, Albert Okura dio el paso y la compró por 425.000 dólares. Y aunque conseguir que la ciudad vuelva a tener su antigua gloria es un poco difícil, es bueno saber que permanecerá viva.

5- Montoya, Nuevo México

{keyword}
Youtube
{keyword}
Youtube

Fundada en 1902, Montoya en realidad tenía colonos hasta esa fecha. Si vienes desde el este, serás recibido por el cementerio de esta ciudad, perfecto para una ciudad fantasma. Si bien todavía quedan algunas estructuras intactas, la ciudad cerró cuando la Ruta 66 quedó fuera de servicio.

En ella aún podemos ver una antigua gasolinera o supermercado, y una iglesia que se mantiene en muy buenas condiciones.

¿Qué te parecen estas ciudades? ¿Te atreverías a visitarlas?

¡Compártelo con tu familia y amigos para que ellos también las conozcan!

Imagen de portada: PixabayFuente: dustyoldthing

Últimos artículos