3 Cosas para acabar con las manchas de sudor de la ropa y olvidarte del problema

Para ser realistas, a ninguno nos gusta sudar, pero es la manera natural que tiene nuestro organismo de regular nuestra temperatura corporal. Es algo inevitable y debemos aprender a convivir con ello.

Por suerte, contamos con desodorantes antitranspirantes que nos ayudan a controlar el exceso de sudor para evitar que nuestra camisa favorita se manche, ya no solo porque quede bastante antiestético, sino porque las manchas de sudor son bastante difíciles de eliminar. Sin embargo, hay muchos desodorantes que no cumplen con las funciones que prometen.

shutterstock 402961465
Shutterstock Andrey_Popov

Por ello, en el artículo de hoy te vamos a revelar la mejor receta anti-transpirante del mundo. De esta forma, solucionarás el problema de los cercos de sudor y no necesitarás seguir gastándote el dinero en productos que no funcionan.

shutterstock 447385873
Shutterstock

¡Esta es la receta del mejor antitranspirante natural!

Solo necesitarás:

  • 1 litro de agua
  • 30 gr. de manzanilla fresca o seca
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

{keyword}
Bájecné Nápady

Pasos a seguir:

Vierte el agua en una olla y ponla a hervir. Cuando hierva, añádele las flores de manzanilla.

A continuación, retira el agua del fuego y deja que se enfríe. Cuela la manzanilla y añádele una cucharada de bicarbonato de sodio. Mezcla todo muy bien hasta que el bicarbonato de sodio se disuelva por completo y listo.

{keyword}
Bájecné Nápady

Aplícate esta mezcla en las axilas dos veces al día, por la mañana y por la noche. Notarás una disminución de la cantidad de sudor que segregan tus glándulas sudoríparas y, además, podrás refrigerarlo en la nevera hasta una semana.

{keyword}
Bájecné Nápady

Este remedio es tan sencillo como eficaz y se convertirá en tu anti-transpirante natural por excelencia. Seguramente te sacará de más de un apuro.

¿Pondrás en práctica esta receta? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: Bájecné Nápady

 

Últimos artículos