Este vídeo demuestra por qué no debes pegar a un luchador de la MMA

Pelearte en la calle es una gran estupidez, pero tienes que ser un tipo especial de tonto para tratar de pegar a un hombre mucho más grande que tú y que además es el portero de la discoteca de la que acabas de ser expulsado.

Pero eso fue exactamente lo que este tipo duro trató de hacer, y por desgracia para él, las probabilidades de ganar estaban en su contra. Resulta que John Hernholm, no solo es un portero de una discoteca sino que además es un luchador de MMA (Mixed Martial Arts = artes marciales combinadas) con un sorprendente historial.

Pero el pobre borracho no sabía esto, porque yo creo que de haberlo sabido se habría quedado quieto y se habría ido derechito a casa. Pero como ese no fue el caso, se quitó la camisa y se debió de pensar que iba a derruir de algún modo a Hernholm, cuyo peso es de 145 kilos, que se inclina hacia adelante y se toca la barbilla de manera sugerente.

Tan pronto como el chico sin camisa le lanzó un gancho, Hernholm se inclina hacia atrás para evitar el golpe y el puñetazo pasa sin peligro por delante de su cara. Pero ahora le toca atacar a él, y a continuación golpea la cabeza del tipo con un corto uppercut desde abajo y directo a la mandíbula.

Afortunadamente para este chico recién conmocionado, John es todo un caballero y no sigue golpeándole (aunque bien podría haberlo hecho). En cambio se echa sobre él y ata sus brazos en forma de crucifijo mientras espera a que llegue la policía. Te da la sensación de que el portero está relajado, ya que se toma unos minutos para relajarse y disfrutar del aire nocturno.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo acabó la noche para este pobre.

¡No olvides compartirlo con todo el mundo!


¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?