Este vago Perrito quiere jugar con su pelota, pero no puede llegar a ella… Jajaja!

Tú sabes esa sensación cuando por fin has conseguido sentarte en tu cómodo sofá después de un largo día, listo para relajarte con un poco de televisión, te entra sed … y de repente te das cuenta de la distancia hacia esa refrescante bebida supone recorrer todo el camino a través de la habitación. Una distancia realmente corta parece como si se tratara de 1 kilómetro de distancia mientras arrastras tú mismo el sofá.

Si fueras de la misma familia de los «Corgi» que son muy  perezosos, estarías sentado en esos cojines. Cuando este perro deja caer su pelota de tenis claramente deseada de su boca, mueve sus adorables piernas … pero no tiene suficientes fuerzas para conseguirla.

Mira el vídeo completo para ver el momento en el que decide, eh, que al final no la coge:

Está claro que si existiesen los medios para mantenernos siempre cómodos, creo que la mayoría de nosotros nos moveríamos mucho menos.