Este perro fue pillado por una cámara oculta haciendo algo que tenía prohibido

¿Recuerdas que cuando eras un niño saltar en la cama era una de las cosas más divertidas del mundo? Aunque seguramente que tus padres te lo tenían totalmente prohibido: que si es peligroso porque te puedes caer, que se pueden romper los travesaños del somier…  En resumidas cuentas: que la cama es para dormir y no para saltar.

Pero a ti eso te entró por una oreja y te salió por la otra, y cuando ellos no estaban mirando… ¡aprovechabas para dar un par de saltos! No sabemos por qué pasa esto, pero aquellas cosas que mamá y papá nos tenían prohibido eran las más divertidas, ¿no?

Este perro fue pillado por una cámara oculta haciendo algo que tenía prohibido

Pero los niños no son los únicos que saben que saltar en la cama es toda una diversión.  ¡Los perros también tienen su lado travieso! El protagonista de hoy es Pepper, un perro bastante pillín. Él sabe muy bien que no le está permitido subirse a la cama, pero lo hace de todos modos cada vez que piensa que su dueño no está mirando.

Sin embargo, su dueño es más listo que él y esta vez lo ha pillado con las manos en la masa ¡gracias a una cámara oculta!

Este perro fue pillado por una cámara oculta haciendo algo que tenía prohibido

Pepper se sube a la cama y se pone a correr en círculos, disfrutando de su pequeño delito.  La expresión de su rostro lo dice todo. Pero la cosa no queda ahí; su mejor amigo, Margo, también entra en escena y se une a Pepper. Ambos juegan con un peluche en la cama de su dueño ajenos a que están siendo grabados.

¡He de reconocer que estos dos son adorables! Entiendo que el dueño les haya prohibido subirse a la cama, porque seguro que siempre acaban deshaciéndola, pero seguro que se rió al ver el vídeo. Lo mejor es la mirada atenta del gato…

¡No olvides compartirlo con todos tus amigos!