Este perro abandonado no conseguía encontrar un hogar, pero mira qué idea tuvieron para conseguir que lo adoptaran

Cada año más de 3,9 millones de perros terminan en refugios de animales. Casi un tercio de estos animales son sacrificados si nadie se los lleva a casa; creando un verdadero problema para los refugios que intentan poner en adopción perros maravillosos y adultos para que los quieran sus nuevas familias.

La Sociedad Protectora de Animales de Kitsap, en Washington, ha llegado a una ingeniosa solución para ayudar a encontrar a sus crías un hogar para siempre. Todos los martes, la voluntaria Molly Clark lleva a uno de los perros a un Starbucks local para un regalo seriamente dulce: el Puppuccino.

Se encuentra en el Starbucks como «menú secreto», el Puppuccino es simplemente un pequeño vaso lleno de crema batida… pero para estos cachorros no es suficiente.

Los locales Starbucks incluso publican fotos de los perros que se muestran a los clientes como el «perro de la semana».

«A los perros les encanta, y adoran el Puppuccino».

«Se puede ver en sus pequeños ojos, ya que lamen la nata montada fuera de la taza».

¡Qué gran manera de presentar a estos adorables cachorros a la comunidad!

¡No olvides compartir si te ha gustado!

Fuente: inspiremore