Este agapornis nació con las piernas separadas. Pero tras una increíble historia se está recuperando

Los agapornis son una pequeña especie de loro, conocidos por ser unas aves increíblemente cariñosas y sociables. Su nombre proviene de su unión monógama durante largos períodos de tiempo con su pareja, de manera que una vez que se sienten atraídos, nunca jamás volverán a separarse. Y de ahí viene su otro nombre, ya que los agapornis se conocen también como «inseparables».

Los hay de muchos colores. Normalmente los agapornis pesan entre 40 y 60 gramos y miden de 13 a 17 centímetros de largo. Tienen el pico grande si lo comparamos con su cuerpo, que se caracteriza por ser pequeño y rechoncho. ¡Se trata de unos animales muy graciosos y adorables!

Algunos agapornis también se tienen como mascota. Muchos de estos pajaritos entablan relaciones con sus compañeros humanos. A menudo se lavan y se acurrucan con su dueño. Este pájaro, llamado Benjamín, le gusta claramente volar y posarse sobre algún compañero humano desde que tiene las patas curadas, y es que este pequeñín nació con un pequeño problema que hizo que su familia le rechazase, pero eso no ha hecho que quiera seguir luchando por ser feliz!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!