Este es el motivo por el que es tan difícil mantener el contacto visual durante una conversación

Una nueva investigación asegura que hay una razón científica que explica por qué algunas personas tienen que luchar para mantenerse mirando a la otra persona a los ojos durante una conversación. Resulta que no se debe sólo a que algunos sean un poco torpes y sus cerebros no puedan realizar a la vez la tarea de pensar las palabras adecuadas y de centrarse en una cara al mismo tiempo.

El efecto se hace más evidente cuando alguien trata de encontrar palabras más específicas, menos familiares, porque para ello se utilizan los mismos recursos mentales que para mantener el contacto visual.

Este es el motivo por el que es tan difícil mantener el contacto visual durante una conversación
Wikimedia

Científicos de la Universidad de Kyoto, en Japón, han puesto a prueba a 26 voluntarios, jugando a un juego de asociación de palabras, a la misma vez que miran caras que se van generando por ordenador. Al tener que mantener el contacto visual, los participantes tenían más dificultades para localizar los vínculos entre las palabras.

“A pesar de que el contacto visual y el procesamiento verbal surgen independientemente, la gente con frecuencia tiende a desviar la mirada de su interlocutor durante una conversación”, escriben los investigadores.

“Esto sugiere que hay interferencia entre estos dos procesos.”

Los voluntarios también fueron examinados mientras miraban caras de animación con las que había contacto visual y caras de animación de lejos. Y también se les pidió que hicieran enlaces entre palabras sencillas y enlaces entre palabras que requerían de cierta complicación.

Los voluntarios tardaron más en pensar palabras cuando tenían contacto visual, pero sólo en el caso en los que la asociación de palabras era complicada. Los investigadores sospechan que esto indica que el cerebro está procesando demasiada información a la vez.

Este es el motivo por el que es tan difícil mantener el contacto visual durante una conversación
Public Domain Pictures

Así, mientras que mantener una conversación y contacto visual a la vez es posible, este estudio pone en evidente que ambos recurren a la misma fuente de recursos cognitivos.

El tamaño de la muestra utilizada es muy pequeño, pero es una hipótesis interesante. Y además no es el único estudio que sugiere que el cerebro se “asusta” con el contacto visual.

El año pasado, el psicólogo italiano Giovanni Caputo demostró que mirar a otra persona durante 10 minutos induce a un estado alterado de la conciencia. Los participantes vieron alucinaciones de monstruos, sus familiares, o incluso sus propias caras.

Parece que la causa es un proceso llamado adaptación neural, nuestro cerebro altera gradualmente su respuesta a un estímulo que no cambia.

Este es el motivo por el que es tan difícil mantener el contacto visual durante una conversación
Flickr

Los investigadores de la Universidad de Kyoto planean más estudios sobre la relación entre la comunicación verbal y no verbal.

Y mientras tanto, si alguien mira para otro lado mientras está hablando contigo, no es que sea grosero, es que quizás tenga su sistema cognitivo saturado.

¡No olvides compartir esta interesante información con tu familia y amigos!

Fuente: Science Alert
Imagen de portada: Analisisnoverbal

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?