Este marinero buscaba una cama para pasar la noche y no creerás lo que hace por ella

Hoy te traemos una de esas historias que te sacarán aun sonrisa, porque seamos sinceros, todos tenemos días malos y necesitamos escuchar y leer este tipo de cosas para olvidarnos por un momento de nuestros problemas.

La historia comienza cuando un marinero llegó a un pequeño pueblo donde todas las habitaciones de hoteles, moteles y residencias estaban ocupadas. Empezó a preguntar a todo el pueblo dónde podía encontrar una cama para dormir, ya que era todo lo que necesitaba, no le importaba donde estuviera.

Este marinero buscaba una cama para pasar la noche y no creerás lo que hace por ella
Wikimedia Commons

Tras varios intentos fallidos, se encontró con un hombre que le explicó que tenía una habitación doble que estaba ocupada por un militar y que quizás estuviera dispuesto a compartirla. Sin embargo le explicó los inconvenientes y es que el chico roncaba tanto que los turistas de las habitaciones contiguas se habían quejado por el ruido.

Este marinero buscaba una cama para pasar la noche y no creerás lo que hace por ella
Giphy

Para sorpresa del hombre, el marinero aceptó encantado la habitación, tan sólo quería una cama para descansar un poco. A la mañana siguiente, el marinero bajó a la recepción y el dueño de la pensión no dudó en preguntar a su cliente cómo le había ido y si había descansado bien. La respuesta del marinero le dejó con la boca abierta ‘nunca he descansado mejor’ por lo que no tardó en preguntarle si no le habían molestado los ronquidos de su compañero de habitación.

‘Para nada, hice que se callara bastante rápido’ respondió el marinero. El hombre una vez más, sorprendido por tal acción preguntó cómo lo había logrado. El marinero sonrió antes de confesar su táctica ‘cuando entré en la habitación le di un beso en los labios y le dije buenas noches cariño y desde entonces se quedó despierto observándome’.

Este marinero buscaba una cama para pasar la noche y no creerás lo que hace por ella
Giphy

El marinero se marchó dejando al dueño de la pensión totalmente sin palabras pero al mismo tiempo sonriendo.

¿Qué te ha parecido la ocurrencia de este marinero?

¡Comparte esta divertida historia con todos tus amigos y familiares!

Fuente Hrtwarming