Este adorable Husky tratar de aullar por primera vez, pero atento al sonido que sale por su boca…

Todos hemos experimentado esa sensación cuando probamos algo nuevo por primera vez en algún punto de nuestras vidas. Ya sea que empezar un nuevo deporte, practicar un nuevo hobby, o lo cualquier otra cosa, sabes que al principio no va a ser fácil.

Lo que no recuerdo es lo difícil que fue aprender a hablar. Esto es algo que ocurre antes de que tengamos memoria y aunque no fuéramos conscientes de ello, te puedo garantizar que no era fue nada sencillo. Sólo piensa lo que nos cuesta aprender un nuevo idioma…

No importa lo edad que tengas, aprender a hablar no es una habilidad que se adquiera de la noche a la mañana. Es una tarea que lleva meses y años de práctica para hacerlo bien y ser capaz de formular frases con sentido.

No es diferente para los cachorros aprender a ladrar, o en este caso, aullar.

También se necesita mucha práctica y no siempre sale tan bien al principio. ¡Pero podría ser la cosa más tierna en el mundo entero!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!