Este hombre recibe una dosis de karma instantánea justo después de intentar golpear a un perro en la calle

Dicen que lo que das, lo recibes tarde o temprano. En otras palabras, cualquier energía o actitud que estás proyectando hacia fuera al mundo es la misma que vas a recibir de vuelta. Aunque no todo el mundo cree en el karma, cuando lo ves en acción, es difícil de negarlo.

Un hombre no identificado aprendió esa lección de la manera más difícil después de que decidiera patear a un perro inofensivo en la calle.

En lugar de darle al canino, lo que obtuvo fue una dosis instantánea de karma.

Este hombre recibe una dosis de karma instantánea justo después de intentar golpear a un perro en la calle

Nunca hay que pegar a un ser vivo, y menos a un perro indefenso. Por muy frustrado que estés o incluso si te ha estado molestando un perro, nunca hay que recurrir a la violencia.

Como podrás ver en el vídeo que te traemos a continuación, aparece un hombre intentando golpear con una patada a un pobre perro con todas sus ganas, con tantas ganas que al final no consigue alcanzarle y se cae contra el suelo él solo.

Este hombre recibe una dosis de karma instantánea justo después de intentar golpear a un perro en la calle

Hubiera sido tan fácil como coger un poco de comida y tirársela lejos al perro para que te le dejara en paz. Pero no, el hombre decidió pegar al animal. Y al final se llevó su merecido.

Es un claro ejemplo de que cuando realizas una mala acción, la vida, el karma, Dios, o quién sabe qué, vas a recibir otra mala acción por tus hechos anteriores. Pero en el caso de este tipo fue instantáneo, no llega ni a golpear al perro cuando ya se ha caído.

El karma en este caso le pasó factura por sus intenciones más que por los hechos. Aunque a saber cuantas cosas malas habrá hecho este hombre…

Si no creías en el karma, esperamos que después de leer este artículo empieces a considerarlo.

¡No dudes en compartirlo con todo el mundo!