Este gatito abandonado está desafiando el pronóstico de los médicos y cada día se hace más fuerte

Si alguna vez has tenido una mascota o, como en este caso, un gatito, sabrás que el momento y las razones de acogerlo en tu hogar pueden ser diversas. Tal vez sea porque hayas decidido adoptar a tu mascota de un refugio, o a lo mejor el gato de tu vecino acaba de tener una camada y te ofrecieron quedarte con uno de los mininos. Sin embargo, en algunas zonas donde abundan los gatos «callejeros», no es raro encontrarte algún gatito de repente en tu puerta… ¿qué harías en ese caso?

Tener un gato en casa puede ser un momento maravilloso y emocionante. Los gatitos cuando son crías son curiosos, mimosos, y por lo general bastante perezosos. Son un poco diferentes de los gatos adultos, que como ya han explorado todo su entorno, se limitan a comer y dormir.

¡Para estos bebés su día a día es una aventura! Se dedican a explorar por todas las habitaciones de la casa, romper el papel higiénico, y no dudan en despertarte de madrugada para seguir jugando o hacer alguna otra trastada.

Atención a cómo encontró esta chica a su nuevo amigo. La joven se dirigía a su coche después de un fin de semana a las afueras cuando se encontró con un pequeño gatito en la carretera. Su entusiasmo por convertirse en una mamá gato se redujo rápidamente. El gatito que se encontró, ahora llamado Bane, estaba muy enfermo. Los médicos no le daban mucha esperanza de vida, incluso pensaban que no lograría sobrevivir ni un día. Pero afortunadamente no fue así, Bane no solo logró aguantar hasta el día siguiente, sino que cada día está más y más fuerte.

Sigue leyendo para ver la historia y evolución del triunfo de Bane.

Advertencia: En una de las imágenes de abajo aparece el gatito enfermo.

gatito abandonado
Imgur

Cuando la chica se encontró con Bane, el gatito tenía a penas 3 semanas de edad y pesaba unos 200 gramos. Los cachorros de gatitos por lo general no deben ser separados de sus madres hasta, al menos, las 8 semanas de vida.

gatito abandonado_2
Imgur

Después de someter a Bane a una exploración de urgencia y obtener información errónea sobre el estado del animal, la joven lo llevó a un veterinario local y le contaron lo que realmente le ocurría. El pobre gatito tenía una fuerte infección del tracto respiratorio superior, una infección ocular, gusanos, pulgas, y un volumen de grasa corporal insuficiente. La falta de grasa corporal significaba que era poco probable que fuera capaz de controlar su propia temperatura y mantenerse caliente.

gatito abandonado_3
Impur

Dispuesta a no darlo todo por perdido, la chica hizo exactamente lo que el médico le había indicado: alimentaba al pequeño gatito con biberón cada dos horas, le daba sus medicamentos, y lo acurrucaba cerca de ella en el pecho para mantenerlo caliente.

gatito abandonado_4
Imgur

Al igual que su nueva mamá, Bane no estaba dispuesto a abandonar. A pesar de que los médicos decían que en cualquier momento podía morirse, Bane luchó y consiguió superar su grave infección en los ojos.

gatito abandonado_5
Impur

Ahora que ya pesaba más del doble, el gatito era capaz de regular su temperatura corporal por su cuenta. Los medicamentos empezaron a funcionar y a dar sus frutos, de modo que la infección respiratoria también fue curada.

gatito abandonado_6
Impur

El veterinario se sorprendió cuando la joven volvió a llevar al gatito a la clínica para un simple chequeo médico. No se podía imaginar que hubiera conseguido sobrevivir y que se encontrara en tan buen estado.

gatito abandonado_7
Impur

Ahora, una vez superadas todas las enfermedades, Bane es un gatito muy enérgico y juguetón. Bane es sin duda un ejemplo de superación, ojalá todo el mundo que se encontrara a un animal herido o enfermo asumiera la actitud de su cuidadora.

¡No te olvides de compartir la historia de la recuperación de Bane con todos tus amigos amantes de los gatos!