Este enorme oso negro adora chapotear en el agua con sus juguetes

Al igual que muchos niños pequeños, me gustaba acurrucarme con mi osito de peluche a la hora de acostarme. Me sentía seguro sabiendo que El Sr. Oso estaba allí para protegerme de todos los peligros de la noche. En la vida real, por supuesto, todos debemos ser muy cautelosos cuando se trata de tratar con animales salvajes, no importa lo dulces que puedan parecer a simple vista.

Afortunadamente, hay un montón de oportunidades seguras para observar las fascinantes criaturas en las reservas naturales o los parques de conservación de animales. Y es que en muchas ocasiones las criaturas parecen llenarse de felicidad al mostrar su lado lúdico a las personas curiosas que se atreven a acercarse a ellos.

El dulce chico del siguiente vídeo sabe perfectamente lo que hacer cuando espía a sus juguetes favoritos, mientras se refresca en la bañera. Sumerge las bolas rojas y verdes, las patea, todo mientras chapotea alegremente en el agua salpicándolo todo. Me recuerda a un niño pequeño que juega en la piscina de su barrio.

Su nombre es Takoda, que significa «Amigo de todos» en Sioux, y el afortunado muchacho lo podéis encontrar en el zoo de Oregon. Llegó en 2010, cuando se decidió que su estrecha relación con los humanos mientras había crecido, le haría imposible sobrevivir en la naturaleza salvaje por su propia cuenta. A pesar de esto, mira tú mismo cómo se divierte en el agua!

¡Comparte este divertido vídeo con tus amigos!

https://www.youtube.com/watch?v=02gJYH3xS2w