Este chico sufría bullying de sus padres y profesores por ser demasiado lento, pero no esperaba lo que hizo este extraño

Este niño era humillado casi a diario por todos los adultos que le rodeaban en su vida, todos le decepcionaron pero se sorprendió cuando encontró a una mujer que hizo algo que nunca olvidará.

Este chico sufría bullying de sus padres y profesores por ser demasiado lento, pero no esperaba lo que hizo este extraño

‘Todo empezó hace cinco años, siempre había sido el chico ‘más atrasado’ de la clase lo que provocó que mis padres no me perdonaran por ello y me hicieran bullying. 

Cuando tenía 7 años me encontraba en un estado mental bastante frágil. Mis padres siempre me llamaban retrasado porque tenía siete años y no era capaz de leer aún. Mi hermano y mi hermana podían leer perfectamente y yo siempre iba a su sombra. Estaba en el colegio y era otro terrible día en el que el profesor me había echado de clase cuando me revelé después de que me llamara retrasado y yo le lanzara un montón de bolígrafos. Me dijo que me fuera al pasillo y me sentó allí llorando porque sabía que mis padres se enterarían, pero entonces una mujer que debía de tener unos 30 años me preguntó por qué lloraba. 

Este chico sufría bullying de sus padres y profesores por ser demasiado lento, pero no esperaba lo que hizo este extraño
www.flickr.com

Por alguna extraña razón abrí mi alma a aquella mujer y le conté todo. Cada frustración y todo lo que hizo era escuchar y asentir. Cuando terminé se fue a hablar con mi profesor y me permitió que volviera a entrar en la clase. Era la madre de un niño que estaba de visita pero para mi fue mi salvadora.  

Este chico sufría bullying de sus padres y profesores por ser demasiado lento, pero no esperaba lo que hizo este extraño
www.publicdomainpictures.net

Cada día después de aquella anécdota, esta mujer llamaba a mi casa y le pedía que me dejara quedarme en el colegio después de las clases para aprender a leer. Fue difícil pero ella era un ángel y me ayudó mucho. En tres semanas ya conseguía leer algunos cuentos y para el final del curso ya leí Alicia en el País de las Maravillas. 

Este chico sufría bullying de sus padres y profesores por ser demasiado lento, pero no esperaba lo que hizo este extraño
pixabay.com

El último día que vi a esta mujer me compró un regalo: era el libro de El señor de los anillos. Hoy día sigo teniendo todos los libros que me dio pero también tengo algo más: el conocimiento de saber leer gracias a su gentileza. Es una pena que no me acuerde de su nombre porque me encantaría poder pagárselo de alguna forma. Seguí luchando y ya no me consideran lento o retardado pero tampoco veo mucho a mi familia últimamente y siento que aquella mujer era la única que me quiso en esa época de mi vida’.

Comparte con tus amigos esta bonita historia.

Fuente Hrtwarming