Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él…

Los caballos son criaturas hermosas, fuertes, pero no se diferencian tanto de los seres humanos en cuanto a que también puedan sufrir terribles tragedias emocionales…

Zindita dio a luz hace menos de una semana, pero casi no lo cuenta después del nacimiento de su bebé. Por desgracia, mientras que ella sobrevivió, su potro no lo consiguió. La madre estaba devastada por su pérdida. Pero, cuando Dios cierra una puerta, otra se abre.

Sólo dos días después de que Zindita perdiese a su potro, un potro diferente perdió a su madre durante su nacimiento quedándose huérfano el pequeñín. Ambos caballos sufrieron terribles pérdidas, pero los maravillosos médicos en Equiception vieron una oportunidad que no podían dejar pasar. Iban a tratar de juntar a los dos caballos.

Continúa leyendo para conocer más sobre la preciosa historia de estos preciosos caballos

Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él...
Facebook/Equiception

La vida de Zindita estaba en peligro cuando tuvo un parto prematuro y el bebé estaba boca abajo en el útero. El equipo fue capaz de rescatarla, pero su bebé nació muerto. Como madre, Zindita estaba angustiada.

Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él...
Facebook/Equiception

Pero, ¡había un bebé que necesitaba a Zindita! La juntaron con en el potro el 10 de junio y su conexión fue intensa.

La gente en Equiception publicó una foto de los dos tan sólo una hora después de que los juntasen y se ha hecho viral.

Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él...
Facebook/Equiception

Zindita llevó directamente al potro como si le hubiera dado a luz. Está siempre pendiente del potro y se mantiene cerca.

Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él...
Facebook/Equiception

Ahora el potro y Zindita están muy contentos, pueden tener una vida feliz los dos juntos.

Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él...
Facebook/Equiception

«Es muy raro que la yegua aceptase al potro con tanto entusiasmo y amor», comentó el Dr. Patrick Brogan, el médico que salvó la vida de Zindita; «Zindita se enamoró de la cría de inmediato.»

Este bebé se quedó huérfano al nacer. Pero entonces ELLA se tumbó junto a él...
Facebook/Equiception

Equiception, donde Zindita y el potro están actualmente, fue fundado por el Dr. Brogan. Es una empresa que se especializa en el control veterinario de la reproducción en los caballos.

¿Qué te ha parecido esta maravillosa historia?

¡No olvides compartirla con tus amigos si te ha gustado!