Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a….

Brooklyn, una pequeña niña de Illinois celebró su cumpleaños recientemente. En lugar de pedir nuevos juguetes como haría cualquier niña de su edad, hizo una extraña petición a su madre, le preguntó si podía celebrar su cumpleaños con Delvar, el hombre de la basura. Aunque es una petición poco común, luego de conocer la historia que existe entre la pequeña y Delvar quizás no te parezca tan sorprendente.

Aunque realmente Brooklyn nunca estuvo cara a cara frente a Delvar, la pequeña le tenía un extraño cariño ya que se aseguraba de saludarlo todos los días cuando el camión de la basura pasaba por su casa. En el momento que la madre escuchó la petición, no dudó en hacer todo lo posible para poder cumplir el sueño de su adorable hija.

Descubre un poco más de aquel entrañable encuentro que llenó de felicidad a la pequeña Brooklyn.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

Estos son Brooklyn y Delvar. Todo lo que la pequeña deseaba para su día de cumpleaños era poder celebrarlo con su gran amigo y compartir con él un poco de pastel.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

Según contaba la madre de la niña, «Los  jueves, el día que se recoge la basura en nuestro vecindario, son sus días favoritos con diferencia. No hay nada que le guste más que quedarse esperando en el jardín para poder saludar a Delvar y que el le devuelva una sonrisa«.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

Cuando llegó el día del cumpleaños de Brooklyn, la madre le pidió a Delvar que se detuviera un momento frente a su casa. «Se detuvo y mi hija, llena de alegría pero sin poder articular ninguna palabra, le entregó a Delvar un pequeño pastel que inmediatamente sacó una enorme sonrisa en su rostro«.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

La madre le explicó a Delvar que cada vez que pasa frente a su casa y saluda a su hija la llena de alegría. Para sorpresa de la madre, Delvar respondió que él también esperaba cada semana poder saludar a la pequeña Brooklyn.

Ese mismo día, cuando la madre llevaba a la pequeña hasta la guardería, Brooklyn parecía más tranquila que en otras ocasiones, cuando le preguntó a la pequeña qué es lo que le ocurría, esta le contestó: «Mami, estoy tan feliz«.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

¡Pero la historia no termina aquí! A la semana siguiente, cuando Delvar pasó frente a la casa de Brooklyn, detuvo el camión de la basura y se bajó con un regalo para la pequeña.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

Delvar quería agradecerle el cariño que le había demostrado y hacerla un poco más feliz si aún era posible.

Su madre concluyó: «Gracias por la alegría que le traes a Brooklyn todos los jueves y por hacer su cumpleaños especial. El gran gesto que haces cada mañana significa mucho para nosotros«.

Esta niña quería invitar a un Basurero a su cumpleaños. Lo que ocurrió a continuación dejó a....

¡Comparte esta extraordinaria historia con todos tus amigos!

Fuente e imágenes: Wimp