Esta mujer le dio a su peluquero la mejor respuesta que podías escuchar

Esta mujer fue a la peluquería y empezó a contarle inocentemente al peluquero que iba a viajar a Roma. El peluquero fue muy grosero con ella. Esta fue la conversación que mantuvieron.

«¿Roma? ¿Por qué alguien querría ir allí?,» preguntó el peluquero. «Está lleno de gente y muy sucio. Estás loca si vas a Roma. ¿Cómo vais hasta allí?»

«Volamos con la compañía Continental,» respondió ella. «¡Tenía muy buen precio!».

«¿Continental?,» exclama el peluquero. «Es una aerolínea terrible. Sus aviones son viejos, sus azafatas de vuelo son feas y siempre llegan tarde. ¿Dónde te alojarás?».

Esta mujer le dio a su peluquero la mejor respuesta que podías escuchar
Wikipedia

«Vamos a un lugar pequeño y exclusivo sobre el río Tíber llamado Teste».

«No me digas más, conozco ese lugar; todo el mundo piensa que va a ser algo especial y exclusivo, pero es realmente un tugurio».

«Vamos a ir al Vaticano y quizás veamos al Papa».

«Eso está bien,» se rió el peluquero. «Tú y un millón de personas más intentando verlo. Lo verás del tamaño de una hormiga. Buena suerte en este viaje desastroso, la vas a necesitar.»

Esta mujer le dio a su peluquero la mejor respuesta que podías escuchar
Wikipedia

Pero lo mejor sucede un mes más tarde, ya había vuelto del viaje y fue a peinarse a la peluquería. El peluquero le preguntó sobre su viaje y tuvieron esta conversación.

«Fue maravilloso,» explicó la mujer. «No sólo llegamos a tiempo en uno de los nuevos aviones de Continental, sino que estaba lleno y nos pasaron a primera clase. La comida y el vino eran una maravilla, y había un guapo azafato de 28 años que estuvo a nuestra completa disposición.»

«Y el hotel era genial. Acababan de finalizar una reforma de 4,5 millones de euros y ahora es una joya, uno de los mejores hoteles de la ciudad. También estaban completos así que se disculparon y nos dieron la suite del propietario sin ningún cargo adicional».

«Bueno,» murmuró el peluquero. «Todo está bien, pero seguro que no has visto al Papa».

Esta mujer le dio a su peluquero la mejor respuesta que podías escuchar
Wikipedia

«Pues tuvimos mucha suerte, porque cuando visitamos el Vaticano, un guardia suizo me golpeó en el hombro y me explicó que al Papa le gusta conocer a algunos de los visitantes. Que si yo sería tan amable de entrar en el reservado y esperar a que el Papa me saludase personalmente. Le dije que por supuesto y cinco minutos después, el Papa atravesó la puerta y me estrechó la mano. Me arrodillé y me dijo algunas palabras,» dijo ella.

«Oh, ¿qué fue lo que te dijo?,» preguntó el peluquero.

«Me preguntó, ¿quién te ha arruinado el pelo?»

Esta mujer le dio una lección al peluquero con su maravillosa respuesta.

¡No olvides compartir la respuesta de esta mujer con todos tus amigos y familiares!

Fuente: htrwarming