A esta mujer la echaron del avión y no pudo estar más agradecida a la aerolínea

Peggy Uhle, de Chicago, estaba sentada en su asiento del avión con destino a Columbus (Ohio). A punto de despegar, el avión dio la vuelta y volvió al puente de embarque. Una azafata se acercó a Peggy y le pidió que por favor abandonara el avión.

Peggy no entendía nada, no le daban ninguna explicación y cada vez estaba más cabreada. Lo único que le dijeron era que tenía que ir de inmediato al registro en el servicio de atención al cliente.

A esta mujer la echaron del avión y no pudo estar más agradecida a la aerolínea
robert cicchetti / Shutterstock.com

«Pensé que me había montado en el avión equivocado, el agente de la puerta me dijo que me tenían que registrar en el mostrador y que, cuando lo hiciese, llamase a mi marido«, dijo Peggy.

El hijo de Peggy, que vive en Denver (Colorado), había tenido un accidente muy grave y estaba en estado de coma con una peligrosa lesión en la cabeza. Su marido llamó al aeropuerto con la esperanza de conseguir que Peggy no se montase en el avión. Antes de que Peggy llegase al mostrador de atención al cliente, la aerolínea con la que viajaba, Southwest Airlines, ya le había reservado un asiento en un vuelo sin escalas a Denver de forma gratuita.

A esta mujer la echaron del avión y no pudo estar más agradecida a la aerolínea
Peggy Uhle

«Me ofrecieron un área de espera privada, enviaron mi equipaje al aeropuerto de Denver, me permitieron embarcar la primera y me dieron un almuerzo cuando bajé del avión en Denver e incluso recibí una llamada de Southwest Airlines en la que me preguntaron por el estado de salud de mi hijo.»

El hijo de Peggy todavía se está recuperando de la lesión, pero no puede estar más agradecida a la aerolínea por la manera en la que la trataron.

A pesar de que la mayoría de las empresas se centran únicamente en ganar dinero, aún quedan algunas con corazón y que miran por el bienestar de los clientes.

A esta mujer la echaron del avión y no pudo estar más agradecida a la aerolínea
Chris Parypa Photography / Shutterstock.com

¿Te ha pasado alguna vez algo así con una empresa? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte esta historia con todos tus amigos!

Fuente: Shared