Esta madre se queda atónita al ver lo que dice el cartel que llevaba este indigente

Enlace patrocinado

Wilma Price de Houston, Texas, se había cruzado en numerosas ocasiones con personas sin hogar pidiendo dinero y ni se lo pensaba dos veces.

Pero un día, vio a un vagabundo con un cartel de cartón cerca del parking del Walmart local y lo que ponía llamó su atención. El cartel indicaba que su perro estaba en la perrera y necesitaba ayuda para sacarlo de allí.

Enlace patrocinado
{keyword}
Americanow

“Había visto todo tipo de carteles en el mundo, excepto éste”, escribió en una publicación de Facebook. “Me acerqué a él y le pregunté que era lo que necesitaba.”

El hombre es un vagabundo y le dijo que necesitaba 120 € para sacar a su perro de la perrera, pero que él sólo tenía 8 €. Ella le dio su tarjeta y le dijo que iba a ver que podía hacer.

Enlace patrocinado

Wilma llamó a la perrera para verificar su historia y preguntar la cantidad de dinero que se necesitaba para liberar al perro.

Ella le preguntó al sin techo que por qué tanto dinero, y este le contestó que $35 para la tasa de extracción, después para la vacuna de la rabia, una prueba del corazón y una loción prevención para las pulgas.

Cuando Wilma le pidió ayuda a un amigo para pagarlo, este le aconsejó que investigara sobre la historia del hombre, y así lo hizo ella. Descubrió que se trataba de un hombre de 30 años de edad llamado Patrick, sin vivienda y que fue enviado a la cárcel por violación de la propiedad.

Las autoridades le confiscaron a su perro, Fred Frederick, mientras se encontraba bajo custodia durante dos días.

Poco después de conocerla, Wilma fue a la perrera con Patrick y entre los dos consiguieron sacar a su perro de allí.

Enlace patrocinado
{keyword}
Americanow

El perro estaba temblando cuando salió de la perrera, estaba tan ansioso de volver con su dueño… Los ojos de Patrick se llenaron de lágrimas cuando por fin se reencontró con Fred Frederick.

Estaba tan agradecido por lo que Wilma había hecho por él que se ofreció a darle todo el dinero que había conseguido reunir.

“Yo no lo acepté porque gracias a eso quizás él pueda tener algo para cenar esta noche,” dijo ella. Además, Wilma contó que ojalá tuviera el suficiente dinero para alquilarle a Patrick una habitación para una semana.

¡Comparte esta bonita esta historia con tu familia y amigos!

Fuente: America Now
Imagen de portada: Americanow

Enlace patrocinado