Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado «feo» pero su familia tenía otra opinión

Robert nació con numerosos problemas en su rostro y en sus piernas, lo que llevó a su madre a pensar que no quería llevárselo a casa con sus hermanos… Por suerte ellos le iban hacer cambiar de opinión.

Hace 44 años que la historia de Robert comenzó de forma desafortunada. Su madre dio a luz a Robert, el pequeño de cinco hermanos pero nació con varias deformaciones en sus piernas y con un tumor entre sus ojos.

Los padres de Robert estaban tan sorprendidos y asustados por todo lo ocurrido que su madre se negó a verlo durante una semana justa después del parto. De hecho no quería ni llevárselo a casa con el resto de la familia, estaba tan horrorizada que afirmaba que quería que su hija falleciera allí mismo.

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
Robert Hoge

A pesar de sus duras palabras, la madre cambió de opinión y terminó aceptando el aspecto de su hijo pequeño después de un reunión con el resto de su familia. Sus cuatro hermanos le dejaron claro a su madre que Robert tenía que ir a casa fuese cual fuese su aspecto.

En al actualidad, después de haber vivido 44 años de experiencias, Robert asegura que ahora entiende los problemas de criar a un hijo con problemas y necesidades especiales y le indigna el hecho de que su familia fuera acosada por su aspecto.

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
ABC Australia / Robert Hote

Una vez fue aceptado en casa, sus padres lo llevaron a varios médicos para que se sometiera a una cirugía y le trataran sus problemas. El tumor de su nariz desapareció y le reconstruyeron una nariz utilizando el cartílago de sus dedos de los pies.

Desgraciadamente eso no era todo para Robert, sus piernas no consiguieron mejorar con los tratamiento por lo que los médicos finalmente se las amputaron y le colocaron unas prótesis.

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
Robert Hoge

Actualmente, Robert ha explicado en una entrevista que entiende por qué su madre se sintió así y lo que ha aprendido de su reacción y de la vida.

‘La razón por la que sé todo lo que pasó es porque un médico recomendó a mi madre hacer un diario de mi vida día a día. Nunca escondió el bonito cuaderno azul. De hecho, a menudo me sentaba a su lado y le pedía que me lo leyera. Todo lo que escribía era realmente honesto y sincero por lo que desde pequeño he aprendido a cómo tratar sus sentimientos. Después de todo he aprendido que aunque ha habido momentos malos, ha sido como una película, que pase lo que pase, tiene un final feliz.’

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
Robert Hoge

Robert ha explicado que su familia siempre le ha querido y se ha portado bien con él.

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
Robert Hoge

A sus 30 años Robert tenía su propia familia, estaba casado y tenía dos niñas en Australia.

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
Robert Hoge

Trabaja como periodista y se caracteriza por su peculiar humor en sus artículos. Su habilidad escribiendo es tan buena que incluso ha publicado un libro con sus memorias.

Esta madre no quería llevarse a su hijo recién nacido del hospital porque era demasiado "feo" pero su familia tenía otra opinión
Robert Hoge

Este libro es una muestra de cómo un chico inocente pensaba que era normal pero poco a poco descubre que no lo era y cómo la sociedad vive obsesionada con las apariencias.

Robert ha querido compartir su historia para ayudar a otros en su misma situación y ayudarles a aceptarse a sí mismo.

¡Comparte la historia de Robert para enseñar a otros que las apariencias no lo son todo!

Fuente Little ThingsImagen de portada vía  Robert Hoge