Te Presentamos las Increíbles «Escuelas del Bosque»

¡No hay nada como pasar algo de tiempo con la madre naturaleza!

¡Es fantástico! Respirar aire fresco, desconectar de la rutina diaria, experimentar la paz que te ofrece el mundo natural…

Alejar a los más pequeños de las grandes ciudades para que experimenten la vida cerca de la naturaleza es realmente beneficioso para ellos, tanto física como emocionalmente. Es un problema bastante común hoy en día que los niños pasen más tiempo con los smartphones, tablets o videojuegos que relacionándose con la naturaleza.

Es por eso que en Dinamarca, se  han creado unas escuelas poco tradicionales: «Las escuelas del bosque».

Estas escuelas introducen a los niños en la naturaleza, dejándolos que aprendan a través de la exploración y juegos al aire libre. La buena noticia es que este método menos estructurado de escuela parece que funciona. Según un estudio reciente, las escuelas danesas superan a las escuelas americanas en matemáticas y ciencias.

Afortunadamente, los daneses no son los únicos que relacionan la educación con la naturaleza a estas pequeñas edades.

Se está comenzando a incentivar la aparición de estas escuelas en otros países como por ejemplo en los Estados Unidos. Aquí os dejamos algunas de ellas. ¡Más de uno querrá volver a la escuela de nuevo!

1- Escuela Cedarsong (Vashon,Washington).

Te Presentamos las Increíbles "Escuelas del Bosque"

Imágenes ofrecidas por la Escuela Cedarsong.

En una escuela tradicional encontrarás juguetes de todos los colores y todos los tipos, en la Escuela Cedarsong en cambio, las cosas son un «poco diferentes». En Cedarsong la enseñanza se realiza mediante una completa inmersión del alumno en la naturaleza, lo que significa que no hay una agenda que seguir, proyectos o seguimiento de un profesor. En la Escuela  Cedarsong es más importante simplemente estar en un entorno natural que la necesidad de estar haciendo algún ejercicio.

Te Presentamos las Increíbles "Escuelas del Bosque"

Imágenes ofrecidas por la Escuela Cedarsong.

En consecuencia, se les anima a explorar el entorno, preguntar cualquier duda o cooperar los unos con los otros para construir una personalidad y confianza individual. Los profesores ayudan a sus alumnos con las cuestiones referentes a la naturaleza, pero no les hacen un seguimiento demasiado estricto a cada paso que dan.

2- Centro Natural Denison Pequotsepos (Mystic, Conneticut).

Te Presentamos las Increíbles "Escuelas del Bosque"

Imágenes ofrecidas por el Centro Natural Denison Pequotsepos.

El Centro Natural Denison Pequotsepos enseña tal y como dice su lema «La naturaleza es nuestra amiga». La escuela para preescolares se sitúa en una reserva natural de 160 hectáreas, repletas de prados, estanques y árboles que escalar. Se considera que el campo es un «aula viva».

La escuela rechazó varias proposiciones para crear un espacio de juego estructurado, esto se debe a que en Denison se  cree que la naturaleza ya construye su propio espacio de juego,  donde los niños pueden perfectamente imaginar y divertirse sin límites.

3- Little Tree Huggers (Leesburg, Virginia).

Te Presentamos las Increíbles "Escuelas del Bosque"

Imágenes ofrecidas por Little Tree Huggers.

En la escuela Little Tree Huggers, los niños aprenden  asignaturas como matemáticas, ciencias, expresión artística, español, alemán e italiano. Sin embargo, esta escuela se aleja del concepto de escuela tradicional ya que la mayoría de sus clases se realizan en el exterior en un entorno natural rodeado de granjas de animales.

Te Presentamos las Increíbles "Escuelas del Bosque"

Imágenes ofrecidas por Little Tree Huggers.

Los alumnos tienen la posibilidad de elegir las actividades que desean realizar durante su tiempo de recreo, como pueden ser: interactuar con los animales, pintar con materiales naturales o simplemente escuchar los sonidos de la naturaleza. Los profesores de esta escuela hacen mucho énfasis en conceptos como la sostenibilidad, enseñando a los chicos desde temprana edad cómo reducir, reutilizar y reciclar.

Haz clic en «SIGUIENTE PÁGINA» para continuar leyendo: