Escucharon que este hombre sin hogar podía cantar, pero cuando se acercó al micrófono… ¡Te darán escalofríos!

Durante años, Doug Seegers ha estado un lugar al que poder llamar hogar, viviendo en las calles de Nashville. Pero en un fatídico día de marzo cambió todo.

Una cantante llamada Jill Johnson decidió poner en marcha un programa de televisión en la que ella y algunos amigos exploraban Nashville. Un día, durante el rodaje, se enteraron de que un cantante sin hogar tenía una de «las voces más singulares dentro de la música country.» Ese hombre era Seegers. Johnson y los suecos localizaron a Seegers, y juntos grabaron la canción original de Seegers, «Going Down to the River». La canción se convirtió un éxito inmediato.

«Going Down to the River» se convirtió en el single número 1 en iTunes, y Sweegers pasó de ser un músico callejero desconocido en Nashville a ser un hombre muy conocido en Suecia. Se dio a conocer su álbum de debut, también titulado “Going Down to the River”, ¡que llegó a ser disco platino! Realizaron una gira por Suecia y sus conciertos se llenaron todas las noches.

En su cuenta de Facebook se refiere a su historia como «el cuento de Doug Seegers». Una historia de fantasía con todos los ingredientes clásicos y casi demasiado bueno para ser verdad. Pero el vagabundo convertido en estrella es real… No menos sorprendente es cómo Seegers maneja su nueva fama. Todos los que trabajan cerca de él, tienen constantemente que recordar que hace menos de 3 años, Seegers estaba viviendo debajo de un puente, luchando contra la adicción y tocando su música en las calles para sobrevivir.

Es sorprendente cómo tu vida puede cambiar de un día para otro. Nos alegramos mucho por Seegers y le deseamos mucha suerte en su carrera musical.

¡No olvides compartirlo con todo el mundo!