El peligro de usar las redes Wifi públicas y los 6 consejos para protegerte cuando no hay más remedio

Vivimos en un mundo en el que nos importa más nuestra vida social que nuestra seguridad, especialmente en lo que respecta a la forma en la que utilizamos nuestros dispositivos móviles en nuestro día a día.

El uso de redes WiFi gratuitas acarrea una serie de riesgos muy graves para la seguridad, que aunque todos conocemos, subestimamos y pasamos por alto con tal de conseguir unos minutos conectados a nuestras redes sociales.

En la mayoría de los casos, se trata de un problema que pasamos por alto por elección propia más que por una cuestión de desconocimiento. De acuerdo a una encuesta reciente, las personas desconfiamos más de las redes públicas gratuitas que de las tazas de los inodoros públicos, un dato bastante significativo.

Sin embargo, un experimento bastante interesante realizado durante una convención en 2016 en la que se ofreció conexión WiFi gratuita con fines científicos, evidenció que a la hora de la verdad, alrededor del 70% de las personas que asistieron a la convención terminaron conectándose a la red a pesar de la desconfianza popular que parece caracterizarle.

El peligro de usar las redes Wifi públicas y los 6 consejos para protegerte cuando no hay más remedio
JP WALLET/Shutterstock

Muchos expertos encuentran en el sexo la metáfora perfecta para explicar las consecuencias de un mal uso de nuestros dispositivo. Ellos comparan los peligros de utilizar una red de dudosa procedencia con los riesgos de mantener relaciones sexuales sin protección. En ambos casos, no tomar las precauciones necesarias puede originar un «daño» bastante duradero.

En el caso de los dispositivos móviles, el daño sería digital en forma de robo de datos personales como contraseñas, información financiera y fotografías o vídeos privados.

Es muy importante que seamos conscientes de que cada vez que accedemos a la red gratuita de una cafetería, un vestíbulo de hotel o un aeropuerto estamos aireando nuestros datos personales.

¿Crees que se trata de una exageración o que el robo cibernético sólo le ocurre a las grandes corporaciones?

El peligro de usar las redes Wifi públicas y los 6 consejos para protegerte cuando no hay más remedio
Artem Oleshko/Shutterstock

Existen centenares de tutoriales en internet que muestran a los piratas informáticos cómo hacerse con el control de las señales WiFi públicas.

El método de ataque más común se conoce como «Man in the Middle», técnica por la cual se adquiere la capacidad de leer, insertar y modificar a voluntad, los mensajes entre dos partes sin que ninguna de ellas conozca que el enlace entre ellos ha sido violado.

El peligro de usar las redes Wifi públicas y los 6 consejos para protegerte cuando no hay más remedio
sdecoret/Shutterstock

¿Cuál es la mejor manera de protegerse contra este tipo de amenazas? Aunque la utilización de antivirus y firewalls son métodos esenciales en la defensa cibernética, resultan inútiles contra los piratas informáticos en las redes WiFi no seguras.

Ten en cuenta los siguientes consejos para mantener las miradas indiscretas fuera de tus dispositivos:

  • Nunca jamás utilices WiFi público para comprar por internet, acceder a la web de tu banco o acceder a otros sitios delicados.
  • Utiliza una red privada virtual, o VPN, para crear «una red dentro de una red», de manera que mantengas cifradas todas tus operaciones.
  • Visita únicamente webs con cifrado HTTPS cuando estés en sitios públicos en lugar de las direcciones HTTP menos protegidas.
  • Desactiva la función de conectividad WiFi automática para que tu dispositivo no busque automáticamente puntos de acceso libres.
  • Vigila tu conexión Bluetooth cuando estés en lugares públicos para asegurarte de que otros no interceptan tu transferencia de datos.
  • La mejor solución: hazte con un plan de datos ilimitado y deja de usar redes inseguras.
El peligro de usar las redes Wifi públicas y los 6 consejos para protegerte cuando no hay más remedio
Morrowind/Shutterstock

Cuanto más te arriesgues, mayor serán las probabilidades de sufrir algún tipo de violación de seguridad. Existe un dicho en la industria de la ciberseguridad acerca de que hay tres tipos de personas en el mundo: las que han sido hackeadas, las que lo serán y las que lo están siendo en este momento y no lo saben todavía.

Nunca se es suficientemente precavido. No se trata de si serás o no una víctima de los malvados piratas informáticos, sino de cuándo llegará el momento en que lo seas.

¿Tuviste alguna mala experiencia relacionada con un ciberataque? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Harvard Business Review, Private WiFi, ZDnet, CIO, VerizonImagen de portada: María Pérez para Rolloid