El hombre que al que le falta la mayor parte de su cerebro desafía todo lo que pensamos que sabíamos sobre la conciencia

Allá por el 2007, unos científicos informaron acerca de un hombre francés de unos 40 años que había entrado en una clínica quejándose por un dolor en la pierna.

Al parecer, el hombre ya había tenido ese mismo problema de pequeño debido a que los ventrículos de su cerebro se llenaban de líquido cefalorraquídeo, por lo que los médicos decidieron escanear su cerebro para comprobar si esa anomalía estaba ocasionando los dolores nuevamente.

Para asombro de los especialistas, el escáner mostraba que los ventrículos se habían hinchado hasta tal punto que habían ocupado prácticamente todo el volumen destinado al cerebro, dejando sólo una fina capa cortical de neuronas.

Por alguna razón inexplicable, el hombre no solo estaba plenamente consciente, sino que llevaba una vida plena trabajando como funcionario y viviendo con su esposa y sus dos hijos. Por alguna razón, el enorme «vacío» que se había formado en su cerebro no parecía tener demasiadas consecuencias sobre su organismo.

En ese momento, la capacidad del cerebro de funcionar sin regiones cerebrales consideradas previamente vitales para la conciencia hace que la ciencia ponga en tela de juicio algunas teorías a cerca de cómo funciona el cerebro y los mecanismos subyacentes a nuestra conciencia.

el hombre que falta la mayor parte de su cerebro desafia todo lo que pensamos que sabiamos sobre la conciencia 01
VeronikaChe/Shutterstock

Los neurocientíficos han afirmado en numerosas ocasiones que la región del cerebro conocida como tálamo, la cual se encarga de transmitir las señales sensoriales a la corteza cerebral, es indispensable para la conciencia.

Esta teoría surgió a raíz de que diversas investigaciones observasen que la gente entraba en coma cuando el tálamo sufría algún tipo de daño. Un equipo de científicos fueron capaces incluso de «desactivar» la conciencia de un paciente epiléptico al estimular eléctricamente esta región del cerebro.

Por otra parte, los investigadores han demostrado que es posible hacer que las personas pierdan el conocimiento manipulando la actividad de una región cerebral bastante conectada con el tálamo llamada claustrum con ayuda de unos electrodos.

el hombre que falta la mayor parte de su cerebro desafia todo lo que pensamos que sabiamos sobre la conciencia 02
NatthapongSachan/Shutterstock

Es por eso que el hecho de que un hombre fuese capaz de mantener la conciencia con solo una delgada capa de neuronas corticales hace que todas las teorías sobre el origen de la conciencia sean ahora tema de debate.

Sin embargo, este hecho podría apoyar los argumentos de otros investigadores que por el contrario afirman que la anatomía del cerebro no es en realidad vital para la conciencia. Para estos científicos, la conciencia depende simplemente de las formas en que las neuronas se comunican entre sí.

Un estudio reciente sobre los patrones de actividad neuronal propios de los pensamientos encontró que las neuronas rara vez se envían señales entre sí por la vía más directa.

En lugar de eso, las neuronas exploran cada posible conexión y canal, produciendo un impulso complejo e improvisado. Esta idea también apoyaría lo que Axel Cleeremans denominó como la «Radical Plasticity Theory».

{keyword}

No cabe duda de que aún quedan demasiadas preguntas por responder y que la mayoría de teorías sobre la naturaleza de la conciencia aún no se han desarrollado plenamente. Si miramos el lado bueno, al menos sabemos cual es la causa del dolor de la pierna del francés.

¿Qué piensas al respecto? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: IflscienceImagen de portada: Triff/Shutterstock