El curioso origen del chándal que seguramente no sabías que viene del ajo y que los famosos usan para ir por la calle

No hay nada más cómodo que la prenda más odiada por los miembros de la alta alcurnia, el chandal. La prenda de algodón que sueles llevar en la intimidad de tu hogar se está convirtiendo cada vez más en un imprescindible de tu armario, incluso para ir al trabajo.

El chándal está ahora aceptado por la sociedad como una prenda más con la que puedes afrontar un día laboral y muchas son las empresas que lo han permitido usar en sus oficinas, pero esto no siempre ha sido así.

El verdadero origen del chándal y su relación con el ajo

{keyword}

El chándal es la prenda odiada y querida a partes iguales, a muchos les parece una prenda hortera, pero para otros es un imprescindible del día a día, incluso lo combinan con tacones.

El termino chándal apareció por primera vez en 1893 y es de origen francés, procedente de la abreviatura de dos palabras francesas «manchand d’ail«, que significa vendedor de ajos. Estos vendedores ambulantes llevaban un jersey de canalé para protegerse del frío.

{keyword}

Si alguna vez has estado en un mercado, ya sabes que los vendedores tienen que saber pregonar su producto y los vendedores de ajo eran todos unos expertos en hacerse notar, vociferaban su nombre ofreciendo el producto que vendían, los ajos, pero para tener más fuerza, se comían la primera sílaba, por lo que chillaban «chand d’ail».

Con el paso de los años se pasaron a conocer directamente por los «Chandail», nombre que se relacionó directamente con el característico jersey que llevaban, pero el chándal como hoy lo conocemos no se popularizó hasta principios del siglo XX cuando se usaba por los universitarios en las frías mañanas en las que tenían que hacer deporte.

{keyword}

En la Primera Guerra Mundial su demanda se disparó. Las tropas francesas los llevaban para conservar el calor sin restar movilidad a los soldados, pero no fue hasta la década de los 80, que la cultura break dance y el hip hop lo popularizaron.

Después de ver bailar a las estrellas enfundados en su chándal, la prenda salió de las pistas de deporte y inundó las calles, tendencia que perdura hasta hoy en día.

¿Sabías que el origen del chándal venía del ajo? ¿Eres de los que lleva chándal a la oficina?

Si no quieres perderte ninguna noticia, asegúrate de activar las notificaciones en nuestra página de Facebook para estar al día de todo lo que sucede, ¿cómo?, Muy Facilito:

¡Compártelo con todos tus amigos para que sepan dónde pueden llevar el chándal puesto!

Fuente: melmagazinemobiliariocomercialmaniquies

Últimos artículos