El capricho histórico de los ingleses que explica por qué ahora conducen por el lado contrario de la carretera

Puede que para ti sea el otro lado de la carretera, pero para un 35% de la población mundial, es el lado correcto. Los ingleses no son los únicos que conducen por la izquierda, Japón, Irlanda y algunas de las islas caribeñas también conducen por este lado, pero, ¿por qué?

¿Quién introdujo históricamente el cambio de lado?

Cuando las primeras «calles» se empezaron a formar, casi todo el mundo conducía por el lado izquierdo, pero claro, su medio de transporte poco tenía que ver con el nuestro. Para entenderlo tienes que pensar con las piernas, no con las ruedas.

{keyword}

Los jinetes zurdos tenían que hacer que funcionara con la mano cambiada. Montarse y desmontarse del caballo también resulta más sencillo por el lado izquierdo y mucho más seguro que hacerlo en medio de la calzada.

¿Por qué dejó la gente de circular por la izquierda entonces?

El cambio vino de la mano de la Revolución Industrial, cuando grandes vagones de mercancías eran tirados por varias filas de caballos en Francia y Estados Unidos. El conductor iba a lomos del primer caballo de la izquierda, para mantener su brazo derecho libre y controlar a los caballos.

{keyword}

Al estar sentado a la izquierda, lo lógico era que el resto de vehículos lo adelantarán por la izquierda por lo que empezó a circular por la derecha de la calzada. Todos empezaron a conducir entonces por la derecha, excepto los ingleses, que obligaron a sus conductores a seguir circulando por la izquierda.

La división no fue un problema hasta que el gobierno inglés y el francés, con sus respectivas colonias, decidieron durante la expansión y conquista de nuevos territorios, que todo nueva conquista debía conducir por al lado correcto, izquierdo si era una colonia inglesa y derecho si lo era francesa.

{keyword}

Cuando se inventó el coche, en 1908, el primer modelo tenía el volante a la izquierda, por lo que los conductores debían conducir por la derecha para mejorar su visibilidad. La brecha estaba servida. Muchos fueron los países que cambiaron de bando (España, Canada o Italia), pero muchos otros se mantuvieron en su izquierda.

Y tú, ¿de qué lado estás?

¡Compártelo con tus amigos para que sepan cuál es el lado bueno!

Fuente: rd