La Bebé Orangután Huérfana que no puede parar de Abrazarse y ha Cautivado a Millones de Personas

Joss es una adorable y pequeña bebé de orangután que fue rescatada de una casa situada en Borneo, después de pasar dos años atrapada en ese horrible lugar.

Fue raptada por una familia que la usó de una manera realmente cruel e inapropiada (el equipo de rescate informaba que la pequeña era tratada como un juguete para los cuatro niños de la familia, era arrastrada por toda la casa sin descanso durante todo su cautiverio), y por eso, el extraño comportamiento de la pequeña orangután no es para los débiles de corazón…

La Bebé Orangután Huérfana que no puede parar de Abrazarse y ha Cautivado a Millones de Personas
InternationalAnimalRescue

“Su vida hasta ahora ha debido ser realmente traumática y estresante para ella y por eso se comporta de esta manera anormal” decía el veterinario Jaclyn Eng. “Los animales suelen desarrollar comportamientos estereotipados como un mecanismo de defensa en respuesta a una situación de estrés”. Por esta razón, Joss se abraza a sí misma constantemente “porque echa de menos el contacto físico y el cariño que debería estar recibiendo de su madre”.

La Bebé Orangután Huérfana que no puede parar de Abrazarse y ha Cautivado a Millones de Personas

“Al principio tratamos de confortarla y sostenerla, pero estaba tan estresada que no quería que la tocásemos y trataba de escaparse gateando. También tratamos de calmarla con un tierno oso de peluche gigante pero tampoco sirvió de ayuda. La pequeña simplemente se puso a golpearse la cabeza contra la pared sin parar”.

La Bebé Orangután Huérfana que no puede parar de Abrazarse y ha Cautivado a Millones de Personas

El siguiente vídeo muestra a la pequeña Joss tirándose al suelo y golpeándose contra la pared, una escena que puede ser demasiado dolorosa para las personas que sean susceptibles… Así que reproduce el vídeo sólo si tienes un corazón fuerte:

A pesar de lo anterior, el rescate de la pequeña orangután consiguió iluminar finalmente ese túnel desgarrador. Mientras que se necesitará un enorme esfuerzo para conseguir que Joss pueda volver recuperada a su hábitat en la naturaleza, es bueno saber que hay un equipo profesional que va a luchar con todas sus fuerzas por ayudarla al máximo.

Se trata de una historia que nos ha roto el corazón, no podemos entender cómo puede existir gente que sigue haciéndole este tipo de cosas a los animales. Ver una criatura tan pequeña e indefensa sufrir de esta manera es realmente duro. Sin embargo nos alegra saber que todavía quedan personas que luchan por el bienestar de los animales como estas maravillosas personas del IAR.

Si te ha gustado esta historia compártela con el mundo