Durante dos días, este enjambre de abejas estuvo atacando su coche, hasta que descubrió lo que había en el maletero…

Carol Howarth desde Haverfordwest, en Gales, aparcó su coche para poder comprar un par de cosas. Pero cuando volvió, miles de individuos la habían visitado: un enjambre entero de abejas se había establecido en la parte trasera de su vehículo.

Durante dos días, este enjambre de abejas estuvo atacando su coche, hasta que descubrió lo que había en el maletero...

Tom observaba la escena con asombro, «Fue espectacular! Pasé por delante y vi esta enorme burbuja de color marrón.» Y continúa: «Muchas personas se detuvieron y tomaron fotos.»

Durante dos días, este enjambre de abejas estuvo atacando su coche, hasta que descubrió lo que había en el maletero...

«Pero yo estaba un poco preocupado: el coche estaba directamente en frente de un bar y yo tenía miedo de que alguien hiciese algo estúpido como tirar un montón de agua caliente en las pobres abejas y luego terminar herido.» Por lo tanto, Tom cogió su teléfono y llamó a un grupo de apicultores del lugar y que fueron capaces de atraer a la mayoría de las abejas a una caja.

Durante dos días, este enjambre de abejas estuvo atacando su coche, hasta que descubrió lo que había en el maletero...

Pero Carol solamente consiguió su coche por un corto tiempo. «Al día siguiente me di cuenta de que las abejas me habían seguido a casa!» explica la propietaria del vehículo. Una vez más llamó al apicultor en busca de ayuda.

Durante dos días, este enjambre de abejas estuvo atacando su coche, hasta que descubrió lo que había en el maletero...

«Creíamos que la abeja reina se sintió atraída por algo en el coche, probablemente por algo dulce. Luego se quedó atrapada en un espacio entre las cubiertas de plástico de los limpiaparabrisas del vehículo», dice Roger Burns, uno de los apicultores. «El enjambre de abejas de alrededor de 20000 individuos la siguió y se reunieron en el maletero del coche. Cuando conseguimos dar con el dueño del coche, descubrimos que había un bote de mermelada que se había derramado en el maletero, siendo esta la causa por la que la reina trató de acceder a él.»

Durante dos días, este enjambre de abejas estuvo atacando su coche, hasta que descubrió lo que había en el maletero...
Imágenes vía Facebook/Tom Moses

Finalmente, tuvieron éxito en la liberación de la reina y pudieron volver a casa. Pero la gente estuvo comentando este pequeño incidente en la pequeña ciudad galesa durante un tiempo. «Es completamente natural que las abejas sigan a su reina,» dice Roger, experto en abejas. «Pero es extraño y sorprendente ver que siguieran a un coche durante dos días enteros!»

¡No olvides compartir si te ha gustado!