Disneylandia expulsa de un taller a un pequeño de 3 años por ser niño y la madre ha estallado en cólera

La polémica rodea estos días al mundo de fantasía de Disney, pero especialmente al parque de Disneylandia en París ya que se han visto obligados a rectificar su decisión de expulsar e impedir la participación de un niño de tres años en un taller de princesas.

La polémica decisión de Disneylandia

Este taller se centraba en maquillar y vestir a los niños para que se parecieran a sus princesas favoritas. El problema surgió cuando decidieron que el pequeño Noah no podía participar por el simple hecho de ser niño.

La madre hizo todo lo que estaba en su poder para explicar a los organizadores que su hijo era un gran fan de Frozen y quería vestirse como Elsa. El niño estaba completamente entusiasmado, sin embargo, no le dieron la posibilidad de hacer sus sueños realidad.

img 59ae66495e61b

Su madre estaba tan indignada con tal decisión que no tardó ni un día en ponerse en contacto con el conocido periódico The Guardian y escribir una carta exponiendo todo lo que había ocurrido así como su opinión. Tras hacerse público, el parque de atracciones no tardó ni un día en publicar lo siguiente:

«Esta experiencia está disponible para todos los niños con edades entre los tres y doce años, por ello nos gustaría disculparnos y transmitir a la familia que la información que se le proporcionó fue incorrecta«

img 59ae66956f8f7

¿Una disculpa a medias? ¿Una forma de quitarse la culpa? Lo cierto es que se queda muy corto y no es una respuesta nada acertada ya que culpa a los trabajadores que estaban en ese momento en el taller, cuando ellos mismos ponen en su página web que «esta actividad es una oportunidad única para que todas las niñas puedan cumplir con su deseo de convertirse en una auténtica princesa en una sesión de maquillaje y peluquería; un cuento de hadas que recordarán como un auténtico tesoro«.

img 59ae68f48818e
Instagram @sparklesandstretchmarks

Ellos mismos se retratan al especificar que el taller es para niñas y volvieron a cometer el error cuando la madre les mandó un correo preguntando por sus servicios y respondieron diciendo que el taller «no está disponible para niños«. 

La madre decidió usar las redes sociales para hacer público su enfado:

«Nos hemos gastado una pequeña fortuna en artículos de Disney para mi hijo, que lleva todo el rato el vestido de Elsa e incluso se niega a quitárselo cuando va a dormir. Se sabe todas la letras de ‘Let it go’ y todas las canciones de la película«. Si una niña pequeña quiere ser un superhéroe, no encuentra problema. Si ella quiere ser un Jedi, también puede. Ellas pueden ser lo que quieran«

img 59ae7202b9e9f
Instagram @sparklesandstretchmarks

Disney sigue echando balones fueras y asegura que se trata de un incidente aislado, que no son sexistas y que no va a volver a suceder. Ya han cambiado la descripción de dicho taller en su web y han puesto que se aceptan a todos los niños.

Aunque todo se haya solucionado, lo cierto es que ha sido un incidente que no debía de haber ocurrido en primer lugar. Vivimos en una sociedad moderna, en la que los niños deberían ser capaces de jugar a ser princesas y las niñas deberían poder jugar a ser soldados. 

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que Disneylandia cometió un error y ha hecho bien en rectificar? Haznos saber tu opinión en los comentarios.

 

Últimos artículos