Dio de comer a dos Niños de la calle que estaban Hambrientos. No creerás lo que ocurrió cuando…

El amor y la compasión son necesidades, no lujos. Sin ellos, la humanidad no puede sobrevivir – Dalai Lama.

La verdadera compasión es algo difícil de poner en práctica en nuestras vidas, pero merece la pena. Y si somos testigos de esos actos en nuestro entorno, debemos darlos a conocer.

Un hombre de Kerala llamado Akhilesh Kumar, alimentó a un chico y su hermana sin hogar que parecían hambrientos mientras estaba esperando su comida en un pequeño hotel de Malappuram.

Dio de comer a dos Niños de la calle que estaban Hambrientos. No creerás lo que ocurrió cuando...

Hay pocas ocasiones en las que encontramos personas que realizan buenas acciones sin esperar nada a cambio, por eso cuando nos enteramos de historias como estas merecen que sean compartidas con el mundo.

Akhilesh Kumar publicó esta historia en su cuenta de Facebook, pero no sabía que iba a tener tantísima repercusión en las redes sociales, donde empezó a viralizarse rápidamente.

Y esto fue lo que ocurrió:

Akhilesh estaba en un pequeño hotel al sur de India llamado Sabrina, en la ciudad de Malappuram, Kerala.

Pidió algo para cenar y fue a sentarse en una mesa junto a la ventana. Pero entonces se dio cuenta de que había un niño pequeño con un aspecto horrible que estaba de pie fuera, mirando a través de la ventana.

Cuando le vio, le hizo una seña con la mano para que entrase. Su hermana pequeña también entró con él.

Dio de comer a dos Niños de la calle que estaban Hambrientos. No creerás lo que ocurrió cuando...
tripadvisor

Los niños tenían un aspecto muy desaliñado y parecían hambrientos. Cuando llegaron a la mesa, el hombre les preguntó si tenían hambre y les dijo qué querían para comer. Ambos señalaron el plato que Akhilesh tenía sobre la mesa.

Cuando llegó la comida, el chico y su hermana no pudieron contener la emoción y se pusieron a llorar, pero su hermana pequeña trató de tranquilizarlos y le recordó a su hermano que antes debían lavarse las manos.

Los chicos comieron lo que les había pedido Akhilesh y no dejaron ni un resto de comida mientras el hombre les miraba atentamente. Cuando terminaron, se despidieron de él realmente agradecidos por lo que había hecho por ellos.

Akhilesh no había tocado su comida, pero ya estaba satisfecho.

Cuando finalmente terminó su plato pidió la cuenta, pero algo inesperado ocurrió.

Dio de comer a dos Niños de la calle que estaban Hambrientos. No creerás lo que ocurrió cuando...

Cuando los camareros le llevaron la cuenta, se llevo tal sorpresa que no pudo aguantar las lágrimas, emocionándose enormemente.

En la cuenta no había ninguna cantidad de dinero, sino que llevaba el siguiente mensaje escrito:

“No tenemos una máquina que pueda cobrar la humanidad. Que las cosas buenas te acompañen”

¿No es realmente fascinante? Parece ser que el karma instantáneo sí que existe…

Si te ha gustado esta preciosa historia de bondad y compasión compártela con tus amigos! ?