Después de un accidente y estar al filo de la muerte, esta madre está advirtiendo para que no cometas el mismo error

Se puede estar totalmente de acuerdo que es crucial que los niños estén atados correctamente en sus asientos del coche todas y cada una de las veces que van en el coche. La mayoría de la gente incluso estará de acuerdo en que es más seguro que el niño vaya en el asiento trasero, con el cinturón de seguridad habitual sosteniendo el asiento de seguridad en su lugar. Muchos padres se detendrían ahí, creyendo que estaban tomando todas las precauciones necesarias para asegurar que su hijo estaba viajando seguro. La madre Angela Brown está ahora trabajando como activista para que los padres sepan que hay un componente aún más importante en juego.

Angela tuvo un accidente de tráfico de camino a casa después de una cita con el dentista en febrero, su coche chocó contra un árbol, girando y provocando que el árbol terminada encima del coche. Sus dos pequeñas hijas hijas estaban en el interior coche, pero una estuvo protegido mucho más que la otra.

La más pequeña salió del accidente casi ilesa, pero su hija de 2 años de edad, se rompió la espalda en dos y casi no sobrevivió.

La diferencia entre las dos chicas es que la mayor estaba sentada mirando hacia el frente, mientras que el bebé ileso estaba sentada de espaldas.

Después de un accidente y estar al filo de la muerte, esta madre está advirtiendo para que no cometas el mismo error
Facebook Angela Brown

«Así como se puede ver, las dos niñas estuvieron en el mismo accidente de coche, las dos se encontraban debidamente sujetas, una con lesiones que pusieron en peligro su vida y la otra con ninguna», Angela escribió en Facebook.

Después de un accidente y estar al filo de la muerte, esta madre está advirtiendo para que no cometas el mismo error
Facebook Angela Brown
Después de un accidente y estar al filo de la muerte, esta madre está advirtiendo para que no cometas el mismo error
Facebook Angela Brown
‘Escribo esto mientras me siento al lado de mi hija de dos años en una cama de hospital después de otro duro día. El 26 de Febrero mi vida feliz y normal se rompió y se convirtió en una pesadilla. Volvía a casa después del dentista cuando nuestro coche chocó contra un árbol a 100 Km/h. El impacto causó que nuestro coche volcara y el árbol nos cayera encima atrapándonos. 
Cuando estábamos bajo el coche no parábamos de gritar. Una de mis hijas tenía una laceración en la frente. Estaba sentada de frente por lo que cuando el airbag se activó le golpeó en la frente. Mi otra hija estaba colocada de espaldas y no sufrió ningún daño. Nos recogieron y llevaron hasta el hospital de Westmead. Ahí nuestra pesadilla empeoró. Descubrieron que su espalda se había roto en dos y tenía algunos ligamentos rotos. Fue una de las más jóvenes en llevar un aro de metal para curar sus heridas. El doctor nos dijo que pocos niños lo superaban. La otra pequeña no tenía ningún daño solo un pequeño moretón en el hombro. Así podéis ver como dos niñas en un mismo accidente tienen heridas completamente opuestas. Siempre estuve dudosa sobre colocar al bebé de espaldas en el asiento pero después de nuestro accidente siempre las llevaré de esa forma. No cometas los mismos errores que yo. Podría costar la vida de tus bebés. Hasta ahora llevamos tres meses tratando sus heridas y aún no tenemos ni idea de cómo se recuperará. 
Después de un accidente y estar al filo de la muerte, esta madre está advirtiendo para que no cometas el mismo error
Facebook Angela Brown

Angela está ahora trabajando para que todos los padres sepan lo que pasó con sus hijas, e instando a otros padres a no cometer el mismo error.

Después de un accidente y estar al filo de la muerte, esta madre está advirtiendo para que no cometas el mismo error
Facebook Angela Brown

Comparte esta historia para ayudar a otros padres