Después de 35 años, se retira de un trabajo que los médicos aseguraban que nunca podría tener

La sociedad ha cambiado y avanzado mucho en los últimos años. No hay duda de que aún existen muchos prejuicios que hay que erradicar, pero poco a poco vamos mejorando y se van eliminando gracias a la educación de las nuevas generaciones.

Prueba de ello es la historia que te traemos hoy sobre superación y sobre todo confianza en uno mismo. En el año 1960 nació Andrew MacEachern con Síndrome de Down y, por lo que los médicos le aseguraron a sus padres, Andrew nunca aprendería a escribir ni leer por lo que encontrar un trabajo sería muy difícil para él.

Después de 35 años, se retira de un trabajo que los médicos aseguraban que nunca podría tener
Steve Silva | Global News

Nos encanta decir que se equivocaron, porque este año, con 55 años, Andrew se retira después de 35 años de su trabajo en el Hospital Victoria General como conserje y  sus compañeros no dudaron en hacerle una fiesta de despedida. Todos en el hospital le adoran y lo menos que podían hacer era hacerle feliz una vez más antes de su marcha.

Después de 35 años, se retira de un trabajo que los médicos aseguraban que nunca podría tener
Steve Silva | Global News

Sus compañeros de trabajo aseguran que lo van a echar mucho de menos, incluso cuando les gastaba bromas, algo que era muy habitual. Encargaron una tarta para la fiesta pero eso no fue todo ya que también le regalaron entre todos un crucero por el Caribe para que empiece su merecida jubilación.

Después de 35 años, se retira de un trabajo que los médicos aseguraban que nunca podría tener
Steve Silva | Global News

La hermana de Andrew, Catriona, se ha encargado de difundir la historia de su hermano para intentar mostrar a la sociedad que hay puestos de trabajos para todos los tipos de personas. Esta historia nos confirma lo que debería ser algo ya complemente normal, no importan las limitaciones de una persona, pueden tener una vida completamente feliz y vivir junto al resto de la comunidad sin diferencias aparentes.

¡No olvides compartir la historia de Andrew con todos tus amigos y familiares!

Fuente Diply