Por qué el magnesio es el mineral relajante más poderoso conocido por el hombre

A partir de ahora piensa en el magnesio como en el mineral de la relajación. Casi cualquier problema que esté relacionado con sensación de rigidez, agarrotamiento o calambres puede ser un síntoma bastante probable de una deficiencia de magnesio.

El magnesio es un mineral indispensable y además responsable de más de 300 reacciones enzimáticas. Podemos encontrarlo en todas las partes de nuestro cuerpo, principalmente en nuestros huesos, músculos y cerebro. Es de vital importancia a la hora de que las células produzcan energía, estabilicen las membranas y propicien la relajación muscular.

Por qué el magnesio es el mineral relajante más poderoso conocido por el hombre
Evan Lorne/Shutterstock

¿Cuándo fue la última vez que tomaste una buena dosis de algas marinas, nueces o verduras? Existe una lista con más de 3.500 referencias médicas relacionadas con la deficiencia de magnesio, así que más te vale mantener unos niveles aceptables de este mineral.

A pesar de su vital importancia para nuestro organismo, la suplementación de este mineral suele subestimarse ya que no es ningún medicamento, a pesar de ser más poderoso en mucho de los casos. Es por eso que se usa en los hospitales para tratar situaciones que amenazan la vida o situaciones de emergencia que producen convulsiones e insuficiencia cardíaca.

Puedes sufrir deficiencia de magnesio si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Calambres o espasmos musculares
  • Insomnio
  • Irritabilidad
  • Sensibilidad a los ruidos fuertes
  • Ansiedad
  • Autismo
  • Palpitaciones
  • Estreñimiento
  • Dolores de cabeza
  • Fibromialgia
  • Fatiga crónica
  • Asma
  • Cálculos renales
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Osteoporosis
  • Hipertensión
  • Calambres menstruales
  • Vejiga irritable
  • Síndrome del intestino irritable
Por qué el magnesio es el mineral relajante más poderoso conocido por el hombre
Cegli/Shutterstock

La deficiencia de magnesio es un gran problema en nuestra sociedad. Según los análisis de sangre, entorno el 65% de las personas que llegan a la UCI y alrededor del 15% de población general muestran deficiencia de magnesio.

Sin embargo, analizar la sangre es una de las formas menos sensibles a la hora de detectar una caída en el nivel total de magnesio de todo el cuerpo. Así que las tasas de deficiencia de magnesio podría ser aún mayores que las que nos dicen los análisis sanguíneos.

La razón de nuestra deficiencia es muy simple: la mayoría de nosotros no seguimos una dieta rica en magnesio. En lugar de eso optamos por una dieta altamente procesada y refinada que se basa principalmente en harina blanca, carne y productos lácteos.

Además, parte de nuestro estilo de vida actual favorece la pérdida del poco magnesio que conseguimos de nuestra dieta. Los niveles de magnesio se reducen por el exceso de alcohol, sal, café, estrés prolongado o intenso, diarrea crónica, menstruación excesiva, diuréticos, antibióticos, etc.

A toda esta problemática hay que sumarle que nuestro cuerpo no absorbe fácilmente el magnesio mientras que sí que lo pierde con relativa facilidad. Para absorber adecuadamente el magnesio necesitamos que nuestra dieta esté repleta del mismo y que además tengamos suficiente vitamina B6, vitamina D y selenio que nos ayuden en este proceso.

Es difícil de medir y difícil de estudiar, pero la deficiencia de magnesio está detrás de muchos problemas de salud a pesar de ser un fallo fácil de corregir.

Si sufres algunos de los síntomas mencionados anteriormente, no te preocupes, a continuación te mostramos la solución:

Por qué el magnesio es el mineral relajante más poderoso conocido por el hombre
MIA Studio/Shutterstock
  • Limita el consumo del café, la sal, el azúcar y el alcohol.
  • Intenta practicar algún método de relajación como la meditación o el yoga.
  • Consulta con tu médico si tu medicación fomenta la pérdida de magnesio (muchos medicamentos contra la hipertensión o los diuréticos facilitan la pérdida de magnesio).
  • Incluye los siguientes alimentos en tu dieta: alga marina, salvado de trigo, germen de trigo, almendras, anacardos, nueces de Brasil, avellanas, mijo, pacanas, nueces, centeno, tofu, soja, arroz integral, higos, dátiles, camarones, frijoles, cebaday ajo.
  • Apóyate en los suplementos de magnesio si es necesario

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

¡Compártela con todos tus amigos!

Fuente: Theheartysoul
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?