Descubre lo que dice la ciencia sobre ti si hablas con tu perro o las plantas

¿Has estado alguna vez en casa y te has puesto a hablar con tu perro o con las plantas? Tranquilo, no estás loco, mucha gente lo hace y la ciencia ha revelado que no tiene nada de malo.

La explicación se basa en el antropomorfismo, que es la atribución de cualidades humanas a objetos, animales o fenómenos naturales, es una forma de personificación. Es un resultado natural de la inteligencia humana, por lo que sí, hablar con tus animales o plantas es un signo de inteligencia. 

Descubre lo que dice la ciencia sobre ti si hablas con tu perro o las plantas
oneinchpunch

El resto de especies de la tierra no tienen esta capacidad y los humanos lo hacemos con mucha más frecuencia de lo que pensamos. ¿Quién no le ha puesto nombre a un peluche? ¿A un coche? ¿O incluso a un objeto al que le tiene cariño? Todo esto está relacionado con nuestra inteligencia y la forma en la que funciona nuestra mente.

Descubre lo que dice la ciencia sobre ti si hablas con tu perro o las plantas
Flickr

Esta habilidad la ponemos en práctica cuando somos tan sólo unos niños y de hecho ayuda a desarrollar la imaginación, por lo que nunca te burles de un niño que habla con su perro o asocia comportamientos humanos a un juguete, es nuestra naturaleza. Cuando realizamos estas prácticas no sólo le atribuimos cualidades humanas a dicho objeto o animal sino que nuestra mente procesa cuáles serían sus respuestas antes de hacer otra preguntas, por lo que se demuestra tener una gran capacidad cerebral.

Descubre lo que dice la ciencia sobre ti si hablas con tu perro o las plantas
DoDLive

Por lo que a partir de ahora nadie podrá reírse de las constantes conversaciones que mantienes con tus perros, gatos o incluso plantas porque según la ciencia y los estudios psicológicos este comportamiento es una forma más de meditar y mantener nuestra mente ocupada y ordenada al mismo tiempo.

Y tú, ¿has hablado alguna vez con tu mascota o tus plantas? Háznoslo saber en los comentarios.

¡No olvides compartir esta curiosa explicación con todos tus amigos y familiares!

Fuente Indy100Imagen de portada vía © feelphotoartz