Cómo debes hablarle a tu hija sobre su cuerpo

Sarah Koppelkam estaba viviendo en Nueva York el verano de su segundo año de universidad en Wesleyan. Un amigo le confesó algunas cosas terribles que su madre le había dicho acerca de su cuerpo. Koppelkam estaba en un momento de recuperación de un trastorno alimenticio.

Sarah escribió un texto inspirado en la conversación que había mantenido y lo tituló “cómo hablar con una hija sobre su cuerpo“.

Cómo debes hablarle a tu hija sobre su cuerpo
Sarah Koppelkam / Facebook

“Las madres son el modelo mas cercano que tenemos para saber como ser una mujer,” comentó Koppelkam.

Es un mensaje muy necesario, ya que existen muchas mujeres que sufren trastornos alimenticios, y el número está en aumento.

Según Sarah, esto es lo que necesitan hacer las madres para conseguir que sus hijas tengan confianza en su cuerpo:

  • No hables con tu hija sobre su cuerpo, excepto para enseñarle cómo funciona.
  • No le digas que ha perdido peso o ha ganado. Si crees que el cuerpo de tu hija está increíble, no se lo digas. Dile en su lugar que se ve saludable o feliz. No hagas comentarios sobre los cuerpos de otras mujeres.
  • No te atrevas a hablar de lo mucho que odias tu cuerpo o de tu nueva dieta delante de tu hija. De hecho, no hagas dieta delante de tu hija. Compra comida saludable. Cocina comidas saludables. Pero no digas que no estas comiendo carbohidratos. Tu hija nunca debe pensar que los carbohidratos son malos.
  • Anima a tu hija a correr porque la hará sentir menos estresada. Anímale a subir montañas, porque no hay mejor lugar para explorar su espiritualidad. Ayuda a tu hija a amar el fútbol, el remo o el hockey porque los deportes harán de ella una mejor líder y una mujer con más confianza. Explícale que no importa la edad, que siempre necesitará trabajo en equipo. Nunca le hagas practicar un deporte que no le guste.
  • Demuéstrale a tu hija que las mujeres no necesitan a los hombres para mover los muebles. Enséñale a cocinar la col rizada o a hornear el pastel de chocolate.
  • Tal vez las dos tengáis los muslos anchos. No odies esa parte de tu cuerpo. Dile a tu hija que con sus piernas puede correr una maratón si quiere. Puede cantar, gritar y levantar el mundo, si quiere.
  • Recuérdale a tu hija que lo mejor que puede hacer con su cuerpo es utilizarlo para movilizar su bonita alma.

Koppelkam tiene una perspectiva única sobre el papel que juegan las madres en la formación de la imagen del cuerpo de su hija. Su madre sufrió anorexia y bulimia.

Cómo debes hablarle a tu hija sobre su cuerpo
Sarah Koppelkam / Facebook

Ahora, con 23 años, Sarah dice que lo que escribió es “un buen recordatorio sobre dónde estaba en ese momento de mi vida”.

Cómo debes hablarle a tu hija sobre su cuerpo
Donnie Ray Jones / Flickr

“Que se haya compartido tanto es una evidencia de que la forma en que hablamos de nuestro cuerpo necesita un cambio,” dice Sarah. “Es muy importante trabajar para desarrollar un mundo en el que realmente valoremos a las mujeres que nos rodean. No tiene que comer sólo arroz integral, pollo y brócoli con el fin de ser aceptada. La vida es mucho más que eso”.

Cómo debes hablarle a tu hija sobre su cuerpo
Sarah Koppelkam / Facebook

Actualmente, Koppelkam trabaja como profesora de inglés de la escuela secundaria en Carolina del Norte donde dirige talleres de escritura creativa. “Me encanta trabajar con mujeres y hombres jóvenes, porque es una edad importante cuando hablamos de construcción de confianza”.

Y tú, ¿qué opinas sobre este tema? Déjanos tu opinión en los comentarios.

¡No olvides compartir estos consejos sobre hablar con tu hija de su cuerpo con tus amigos y familiares!

Fuente: Littlethings 
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?