Dean Wharmby, la historia de un fisicoculturista que muestra los peligros de las bebidas que toman en el gimnasio

Dean Wharmby era un fisicoculturista profesional que vivía una vida poco saludable a los ojos de muchas personas. Para poder conseguir un físico tan espectacular, necesitaba ingerir una enorme cantidad de calorías de forma diaria, lo que lo llevó a comer alimentos poco saludables.

Sin embargo, lo que acabó con la vida de Wharmby lo tomamos todos nosotros, todos los días.

Las bebidas energéticas son una de las bebidas más populares que se venden en todo el mundo. Nos dan un impulso de energía inmediato cuando lo necesitamos y a menudo también nos mantienen concentrados.

En el caso de Dean, este tipo de bebidas se convirtió en pieza clave de su entrenamiento, llegando a consumir dos latas a la hora cada vez que se ejercitaba.

{keyword}
Stirileprotv

Las bebidas energéticas que Wharmby consumía parecían funcionar al principio, pues le aportaban esa energía extra que necesitaba cuando quería entrenar en el gimnasio. Desafortunadamente, las cosas se torcieron para el culturista.

A pesar de que le diagnosticaran cáncer de hígado, Wharmby no abandonó sus malos hábitos.

{keyword}
Mirror

Una vez que el tumor comenzó a encoger y desaparecer, Wharmby retomó su rutina, propiciando que fuese diagnosticado con cáncer de hígado por segunda vez.

Los médicos le dijeron a Wharmby que sus malos hábitos, entre los que se encontraba el consumo de bebidas energéticas, fueron lo que destruyó su hígado y creó las células cancerosas.

Desafortunadamente, Wharmby no pudo tratar ni vencer al cáncer por segunda vez y falleció.

{keyword}
Mercury Press and Media Ltd.

La trágica historia de Wharmby abre un nuevo debate sobre las bebidas energéticas que tal vez no conozcamos.

Si nos fijamos en la niacina, por ejemplo, muchas bebidas energéticas la contienen a pesar de que se sabe que daña severamente el hígado. En algunos casos, incluso ha causado el fallo del mismo. Una bebida energética regular podría contener hasta 40 mg de niacina.

La historia de Dean no es un caso aislado, pues han habido otros casos en los que las bebidas energéticas parecen estar detrás de un daño hepático.

{keyword}
Bluesalt

La verdad más triste de todas es que hay alternativas naturales y saludables para las personas que buscan un impulso de energía o mejores resultados dentro del culturismo. Un enfoque más natural proporciona los mismos, sino mejores, resultados para el físico.

Para aumentar la energía de forma natural para un entrenamiento más enérgico o una mayor productividad, los médicos de University Hospitals of Cleveland, Ohio recomiendan beber mucha agua, tomar una siesta de 15 minutos, comer una dieta saludable de proteínas y otros nutrientes esenciales y practicar yoga o meditación para restaurar la energía.

Los suplementos dietéticos naturales son un medio adicional para asegurar una energía más sana, menos fatiga, sueño de calidad y un cuerpo más hermoso, por dentro y por fuera.

¡Compártelo con todos tus amigos para que tengan en cuenta el peligro de las bebidas energéticas!

Fuente: Providr