Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes

Seguro que a todos alguna vez en nuestra vida se nos ha echado a perder alguna planta de nuestro jardín sin saber muy bien el por qué. A veces, nuestros cultivos se marchitan simplemente por la falta de los nutrientes necesarios en la tierra donde crecen.

Afortunadamente, la solución está más cerca de lo que imaginas, y en la mayoría de los casos, incluso dentro del cubo de basura de tu hogar. Los abonos orgánicos que te mostraremos más adelante, son más ecológicos y efectivos a largo plazo, más seguros y acarrean menos problema por exceso de fertilizante, ya que un exceso de un mismo nutriente puede ser tan malo como su carencia.

A continuación te mostraremos algunas soluciones naturales y baratas para mejorar el crecimiento de tus plantas y asegurar que tu jardín luzca radiante y saludable.

Cáscara de huevo

Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes
Taringa

Utiliza cáscara de huevo en tu jardín para que las plantas crezcan fuertes y sanas. Gracias a un alto contenido en carbonato de calcio que podemos encontrar en ellas, las cáscaras de huevo son una fuente excepcional de calcio muy útil a la hora de utilizarlas como fertilizante o como fuente de calcio en la alimentación animal.

Piel de plátano

Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes
Flordeplanta

Como ya sabemos, el plátano contiene multitud de nutrientes como potasio, fosfato, azufre, calcio, magnesio y el sodio, que en conjunto convierten a esta extraordinaria fruta en un inigualable fertilizante para el jardín. Para que este truco funcione de la forma más eficaz deberemos cortar la cáscara en trozos pequeños de manera que facilitemos su descomposición.

Ceniza

Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes
Ecosiembra

Si eres de los que disfrutan con el calor de una chimenea encendida en el hogar, este truco te vendrá de perlas. La próxima vez que limpies la chimenea, en lugar de tirar las cenizas a la basura espárcelas por tu jardín. Con este simple gesto conseguirás reducir de forma natural el nivel de acidez de tu jardín, favoreciendo así el crecimiento de tus cultivos.

Hojas secas

Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes
Hogar.uncomo/guiadejardineria

Las hojas que se caen en tu jardín y se pudren poco a poco durante el invierno proporcionarán los nutrientes necesarios para preparar el sustrato para la próxima temporada de crecimiento. De esta forma conseguirás que el sustrato se mantenga oscuro y nutrido al conservar grandes cantidades de materia orgánica en su interior.

Sal de Epsom

Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes
Homeguides.sfgate

Cuando nuestro suelo presente un desequilibrio en los niveles de magnesio y por consiguiente, unos niveles bajos en el pH, las sales de Epsom pueden ser nuestra solución. Para aumentar los niveles de pH de nuestro jardín simplemente pulveriza agua con sal de Epsom diluida sobre las plantas para que estas crezcan sanas y fuertes.

Utiliza compost de forma regular

Sigue estos increíbles trucos para mantener la tierra de tus cultivos repleta de nutrientes
Labioguia

Realizar tu propio compost es mucho más fácil de lo que piensas. Construir tu propia planta de compostaje no requiere demasiado espacio en tu patio o jardín. Simplemente necesitarás un recipiente lo suficientemente grande como para guardar lo residuos orgánicos que generes durante unas tres semanas. En estos recipientes mezcla la tierra que utilizarás más tarde como sustrato mezclada con los residuos orgánicos que previamente has triturado y a los cuales le has retirado el exceso de agua. Después de un par de semanas añadiendo materia orgánica a la tierra del recipiente, déjalo reposar durante unas dos semanas, en ese momento el compost debería de tener un aspecto más parecido al de la tierra. Si utilizas dos recipientes podrás ir alternando entre uno y otro para crear de forma constante compost para tu jardín.

Por supuesto, los recipientes donde vayas a desempeñar esta tarea deben de estar al aire libre en un lugar alejado de la casa debido al mal olor.

¡Comparte estos trucos con todos tus amigos!

Imagen portada: Elcogollo