Anciana de 93 años escribe una entrañable carta a su amiga

Esta carta fue escrita por una mujer de 93 años que le quiso dedicar unas palabras a su amiga. La última línea lo dice todo.

Anciana de 83 anos escribe una carta entranable a su amiga 02
flickr

Estimada Bertha:

Últimamente dedico más tiempo a leer y menos a limpiar el polvo. Estoy sentada en el patio disfrutando de la tarde sin preocuparme por las malas hierbas que crecen en el jardín. Intento pasar más tiempo con mi familia y menos tiempo trabajando. Hace tiempo comprendí que la vida es un cúmulo de experiencias para disfrutar y no para aguantar. Ahora más que nunca estoy intentando darme cuenta de los momentos especiales de la vida y disfrutarlos al máximo.

No me estoy guardando nada: usamos la vajilla buena para celebrar cualquier cosa, incluso perder un kilo o conseguir desatascar el fregadero. No estoy guardando mi perfume para usarlo en ocasiones especiales, lo llevo para ir al supermercado o para dar un simple paseo. Expresiones como «algún día» están desapareciendo de mi vocabulario. Si hay algo que merezca la pena oír, ver o hacer, quiero oírlo, verlo o hacerlo ahora.

No estoy segura de qué habrían hecho los demás de saber que no estarían aquí el día de mañana tal y como solemos dar por sentado. Supongo que muchos llamarían a sus seres queridos o familiares cercanos. Hablarían con sus antiguos amigos para disculparse y hacer las paces por disputas del pasado. Me gusta pensar que habrían preparado una cena o una celebración en la que pudieran disfrutar del tiempo que les queda acompañados de sus seres queridos, pero nunca lo sabremos.

Son esas pequeñas cosas que quedaban por hacer las que me harían enfadar si supiera que mis horas son limitadas. Me enfadaría porque no había escrito algunas cartas que debí escribir en su día, por no haberle dicho a mi marido y a mis padres a menudo lo mucho que los amaba.

Ahora intento no guardar ni contener nada que pueda alegrar o sacar una sonrisa a los que me rodean. Cada mañana cuando abro los ojos me digo a mí misma, «hoy es un día especial». Cada día, cada minuto, cada respiración es un regalo.

Quizás la vida no sea la fiesta que esperábamos pero ya que estamos en ella debemos bailar todo lo que podamos.

Anciana de 83 anos escribe una carta entranable a su amiga 01
newsner

¡Comparte la extraordinaria carta de esta anciana con todos tus amigos!